Antorchistas desataron encono de pobladores de Zacachimalpa en su contra

El intento de recuperación de un celular derivó en un enfrentamiento de pobladores de San Pedro Zacachimalpa con integrantes de  Antorcha Campesina  que pretendían ingresar a la escuela Mariano Matamoros.

De acuerdo a versiones de los pobladores entrevistados por La Jornada de Oriente, una mujer arribó  a la institución educativa para recuperar su teléfono, toda vez que aseguraba lo había localizado vía GPS y se encontraba en ese lugar.

Sin embargo llegó acompañada de ocho antorchistas que pretendían entrar a la escuela para sustraer a los niños que presuntamente tenían el aparato telefónico, lo que desató  la molestia de padres y maestros presentes, quienes tocaron las campanas de la iglesia  y perifonearon para pedir auxilio a la población.


Al arribar, los pobladores detuvieron a siete integrantes de Antorcha Campesina. Frente a la escuela una camioneta fue incendiada, aunque la gente de la junta auxiliar asegura que fueron los mismos antorchistas  los que prendieron fuego a la unidad en la que llegaron al plantel educativo, con una intención de victimizarse.

Los sujetos detenidos fueron trasladados a la presidencia, donde se concentraron los habitantes para exigir que se los entregarán para lincharlos, más tarde fueron sacados del lugar por el lado de Los Ángeles Tetela.

A la par, los pobladores acudieron al lugar donde se encuentran cuatro edificios de departamentos, los cuales fueron invadidos desde hace aproximadamente un mes por agremiados a Antorcha.

whatsapp-image-2018-02-20-at-13-55-01-1

Desde su llegada a esos inmuebles, aseguran los originarios de Zacachimalpa, incrementaron los asaltos y robos, así como el acoso a mujeres, principalmente durante las noches.

Al final, tras la presión de los habitantes inconformes y armados con tubos, palos y machetes,  los paracaidistas abandonaron el lugar.

Hasta el lugar donde se registraron los incidentes se trasladaron policías estatales y del municipio de Puebla, así como elementos del Ejército, quienes junto con personal de Gobernación dialogaron con los pobladores de San Pedro para que reabrieran el paso en la entrada a la junta auxiliar y para retirarse de los edificios en disputa.

Alrededor de las 14 horas una relativa calma regresó a Zacachimalpa, donde sus habitantes reiteran que no permitirán el regreso de los antorchistas, no sin antes lamentar que las autoridades hayan sacado a los violentadores del lugar sin que les aplique ningún tipo de sanción.

“La Policía viene a rescatarlos, pero nunca viene a darnos seguridad, a dar rondines”, comentó Alfredo, uno de los pobladores que decidió intervenir para desocupar los edificios.