Por amenazas de Diódoro Carrasco, Elia Tamayo acepta indemnización por asesinato de su hijo

Por amenazas directas del titular de la Secretaría General de Gobierno del estado (SGG), Diódoro Carrasco Altamirano, con regresar al ex alcalde de Chalchihuapan Javier Montes a prisión, Elia Tamayo Montes denunció que se vio obligada a recibir la indemnización por el asesinato de su menor hijo José Luis Tehuatlite Tamayo, durante una operativo violento del gobierno estatal.

Así lo reveló este miércoles en rueda de prensa donde estuvo acompañada por pobladores de la junta auxiliar, quienes en 2014 fueron reprimidos con el uso de la fuerza pública que derivó en la recomendación 2VG/2014 de la CNDH por las graves violaciones a los derechos humanos de los lugareños.

Me pusieron entre la espada y la pared, sino firmaba Javier se iba a quedar en la cárcel, si yo no recibía eso se iba a quedar y el Ministerio Público iba a apelar y comenzar la nueva averiguación, informó, luego de revelar que la amenaza fue directa de Carrasco Altamirano, a través de sus abogados.


Tamayo Montes aclaró que el dinero nunca será suficiente para reparar los daños; y recalcó que “no habrá justicia por la muerte de mi hijo si el responsable de su asesinato no están en la cárcel”.

A pesar de las amenazas de cárcel en su contra, dijo que seguirá trabajando para que el asesinato de José Luis no quede impune.

Durante dos años y medio, Elia Tamayo ha librado una lucha legal y social por la muerte de José Luis Tehuatlie Tamayo, llevando el caso a instancias internacional para denunciar el abuso de autoridad, de uso de la fuerza pública y represión que se vive en Puebla por parte del gobierno panista de Rafael Moreno Valle.

De acuerdo con información dada a conocer por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), a través de una solicitud de información pública, Elia Tamayo habría recibido 2.5 millones de pesos, de los cuales aseguró no ha tocado un solo peso.

Al respecto, la mujer sostuvo que ella no fijó la cifra económica, porque no está en sus facultades, sino el organismo federal.

Esta misma tarde, activistas del movimiento de Chalchihuapan se reunirán en la ciudad de México con el sexto visitador de la CNDH para revisar el estatus de los 11 puntos de la recomendación girada el 11 de septiembre de 2014, contra el gobierno de Moreno Valle.

En caso de que la CNDH de por cumplida la recomendación, advirtió que acudirá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para buscar justicia que no encontró en Puebla ni en México.



Elia Tamayo, victima de múltiples chantajes y presiones

Ante la versión –no oficial– de que Elia Tamayo habría recibido 1.7 millones de pesos del gobierno del estado en resarcimiento por la muerte de su hijo José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, un niño de 13 años que murió a manos de la Policía Estatal en la represión de 9 de julio de 2014 contra el pueblo de San Bernardino Chalchihuapan, resulta necesario entender el papel que ha jugado esta mujer, quien se ha destacado por su valentía, por tener el coraje de enfrentar el autoritarismo del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas y al mismo tiempo sufrir una larga serie de agravios y presiones extremas a los largo de los últimos dos años y medio.

Elia Tamayo es ante todo una victima del actual gobierno estatal y pese a que es una mujer con escasa formación escolar, que proviene de un estrato social de abandono y pobreza, es de las pocas ciudadanas que en este sexenio resistió con dignidad y coraje el autoritarismo violento que dominó al sexenio que está por concluir.

Su vida se convirtió de un día para otro en un tormentoso escenario que inicia con la muerte de su hijo, que luego siguió con los chantajes del gobierno del estado, la impunidad que existe sobre el asesinato del menor de 13 años, las presiones que sufrió de diferentes actores políticos y el volverse blanco de un conjunto de abogados, supuestos defensores de derechos humanos y otros personajes siniestros que aparecieron a su alrededor para intentar lucrar con la tragedia.