Almecatla, trasiego de droga y trata de personas entre Puebla y Tlaxcala: vecinos

La colonia Santa Cruz, de la junta auxiliar de San Lorenzo Almecatla, es el trasiego de drogas y trata de personas entre Tlaxcala y Puebla, que ha convertido a este pueblo semirrural del municipio de Cuautlancingo en el escondite perfecto de redes de tráfico.

En esta comunidad se han instalado casas de seguridad y es visible la presencia de bandas delictivas que han “sembrado” el terror en esta zona del área metropolitana de la capital, que limita con el Parque Industrial Finsa, denunciaron los lugareños.

Geográficamente es un punto estratégico de escape de la delincuencia por diversos accesos a la autopista México–Puebla, favorecida por la escasa presencia de la Policía Municipal y Estatal a pesar de que las autoridades han admitido que este es un “foco rojo” de inseguridad.


Esta situación fue expuesta por vecinos de Santa Cruz, quienes efectuaron una asamblea pública para buscar soluciones a la problemática que los aqueja.

Una de las alternativas de los colonos, coincidieron, es la creación de grupos de autodefensa, pues se sienten desamparados por el alcalde de Cuautlancingo, Félix Casiano Tlahque.

Incluso algunas personas han colocado mantas y lonas en las fachadas de sus hogares, donde amenazan con linchar a quienes se dedican al robo de viviendas.

En la reunión, en la que participó cerca de un centenar de pobladores, informaron que en el último año asesinaron con tiro de gracia a tres trabajadores de una de las empresas proveedoras a la planta Volkswagen. Los cuerpos fueron tirados en la barranca de la colonia.

El año pasado también se dieron dos raptos de menores, mataron a un comerciante, violaron a una muchacha de apenas 19 años de edad, y la delincuencia continuamente vacía las viviendas de Santa Cruz, como sucede en el fraccionamiento colindante de Misiones de San Francisco.

En el caso específico de la trata, expusieron que el modo de operar de esta gente es rentar por dos o tres meses una casa, donde llevan a las muchachas, la mayoría menores de edad, para obligarlas a prostituirse.

Después de un tiempo, estas casas de seguridad son cerradas sin dejar rastro alguno.

Los pobladores señalaron que en estos negocios clandestinos donde se ejerce la prostitución, también se distribuyen drogas y bebidas alcohólicas a menores de edad.

Pascual Margarito García reveló que estas casas de seguridad estaban ubicadas en Santa Cruz, San Jacinto, Misiones de San Francisco y en viviendas que cercan el panteón local y en la colonia Los Ocotes.

Las autoridades auxiliares admitieron que en diversos operativos policiacos, autoridades de los tres niveles de gobierno han dejado al descubierto la existencia de varias casas de seguridad, que usan bandas delictivas con presencia en el estado de Puebla.

Esto se debe –arguyeron– a la delimitación con los pueblos de Panzacola y Tenancingo, este último lugar conocido entre la gente como “cuna de lenones” del estado de Tlaxcala, con redes de tráfico de personas hasta Nueva York.

El alcalde Félix Casiano ha dicho al respecto la colindancia del lugar con Tlaxcala, convirtiendo a Almecatla en un “lugar de paso”.

Hace un año hizo el compromiso de efectuar operativos de vigilancia conjuntamente con las autoridades estatales y federales, para evitar que bandas delictivas lleguen a asentarse en el municipio de Cuautlancingo; sin embargo, los pobladores aclararon que esto nunca ocurrió.

La misma naturaleza de la localidad obligó al gobierno de la administración pasada, a cargo de Filomeno Sarmiento, a instalar tres módulos de vigilancia en áreas de mayor inseguridad, como es la zona del Parque Industrial Finsa y la colindancia con Panzacola, Tlaxcala, que de vez en cuanto operan.

Finalmente, los habitantes de la colonia Santa Cruz advirtieron que si el edil no da solución a la situación que padecen tendrán que recurrir a las protestas y bloqueos carreteros para que sean tomados en cuenta.