Algo llamado un tipo de tristeza

Una leyenda es un anciano con un bastón conocido por lo que él solía hacer. Todavía estoy haciendo.

Miles Davis

Se han escrito miles de artículos y libros, incluso se ha hecho un documental en torno al mítico disco Kind of blue. Ésta catalogado como uno de los 500 mejores discos de la historia y uno de los más vendidos. Fue el disco que junto a músicos como Miles Davis ­­–obviamente – y otros como Bill Evans o Coltrane continúo la fuerza del jazz. Fue uno de los discos que innovó en la composición y colocó a Davis como uno de los mejores trompetistas de todos los tiempos. Esto no importa en nada. ¿Qué significa el Kind of blue en la historia de la música?


Davis para 1958, había grabado el disco Milestones. Con la pieza del mismo nombre había demostrado el hard bop como una tendencia fuerte dentro del jazz. Todo esto se estaba logrando con el trabajo que realizaban todos los jazzistas de la época como una forma de tocar cada vez más rápido y con melodías pegadizas heredadas del bebop y el swing. Lo que pretendía esta tendencia era un poder de improvisación mayor y armenias mucho más abiertas que las ya acostumbradas del swing. El esplendor de los años cuarenta había cambiado.

El disco empieza con el asombro que están viviendo todos los músicos de la época. Detrás de todo está el blues. Como lo sabemos, Davis era un gran admirador de toda la música. Recordemos que un disco después nos retrata la España de la segunda mitad de siglo, a través del jazz. Es así como la primera pieza, So What, es una nueva pregunta sobre su tiempo. Además, nos introduce a este nuevo tipo de tristeza. Sólo un sentimiento tan especial como la tristeza puede empezar a manera de pregunta.

¿Quién es Freddie Freeloader? Afinen la batería en si bemol y Davis toma otra trompeta afinada en la misma nota. Recordemos el gran jazz de orquesta. Esta pieza es simple y melódica. Increíblemente hermosa para recordarnos que no siempre hay una tristeza que nos haga bajar por completo; esto es un sentimiento que está declarando el jazz ¡algo inaudito! Este personaje que nos propone Davis es alguien nuevo y muy sospechoso.

Sólo quien se sienta a solas en un parque con un cigarrillo, ensimismado, podría entender Blue in Green. Miles Davis se ha revelado, ha dicho quién es y presenta una composición modal. Hagamos una introducción entre un si, la, do, re, que parezca simple y abrámoslo. Esta composición entre Evans y Davis, tal vez, sea una de las mejor escritas en todo el tiempo y sea lo central en el disco: Una nueva forma de hacer música.

Evans se sienta al banquillo. Toca un ritmo repetitivo, que al menos un servidor no recuerda escuchar en un disco anterior al 59. Un cool swing entra con una trompeta fresca de Davis y el tono opaco de Coltrane con el saxofón… El swing ha dado un giro de tuerca. Todo triste (All Blues), no es la pieza más lenta o melancólica de la obra. Es una oda a darle la vuelta a todo aquello que pudiese parecer triste. Es la finalidad circunscrita del aburrimiento: pasar un tiempo lento sin desperdiciarlo.

Davis, por lo visto, es un hombre que sabe perfectamente a dónde va. Un año más tarde presentaría Sketches of Spain. En donde haría versiones de piezas icónicas de España. Lo tiene planeado y se despide solemnemente con Flamenco Sketches; última pieza del álbum King of Blue. Pieza que no se olvida de ser un final tierno y detallista a cada momento. Cuidando cada detalle en el centro de la canción. Dejando que cada instrumento se coloque en su lugar nuevamente, en una plática entre el saxofón y la trompeta, admitiendo toda réplica del piano, sin perder el tiempo y ritmo del bajo y la batería.

Podríamos hablar de todas las ediciones del disco, incluyendo la edición del legado que se realizó hace un par de años. Todos los estudios que se han hecho, incluyendo los de Berkeley hasta los de la UV en México. Sin embargo, el propósito es invitar a la escucha del Jazz, empezando por uno de los mejores discos que hay en su historia. Definitivamente, el jazz es una de las mejores cosas de este mundo.