ALERTA DE GÉNERO

La presidente de la Comisión de Igualdad de Género del Congreso local, Silvia Tanús Osorio, solicitó al titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), Diódoro Carrasco Altamirano, una mesa de trabajo en la que aclare el estado que guarda la petición que realizó la sociedad civil para que se active una alerta por violencia contra la mujer en Puebla.

Por desgracia el grave problema de los feminicidios no solo ni fue atendido por las autoridades gubernamentales del sexenio pasado, sino que el tema fue incluso soslayado y relegado, en aras, claro está, de no afectar las aspiraciones presidenciales de quien  despachaba entonces como gobernador.

Esa insensibilidad, esa frivolidad terrible hizo que los índices de delitos contra mujeres y de crímenes por causa de género aumentaran dramáticamente.


Hoy, que organizaciones y activistas, pero también la sociedad civil, exigen una acción más contundente desde la oficialidad, la exigencia de que se emita una alerta de género parece tener la misma respuesta del periodo gubernamental pasado, a pesar de que las nuevas autoridades se han comprometido a establecer políticas públicas que frenen con rigor los feminicidios y la violencia de género.

Por esa razón no resulta ocioso insistir en que ese mecanismo creado para estados de emergencia en cuanto a la violencia contra la mujer, sea activado para Puebla cuanto antes.