Alcaldes mienten sobre los policías que cumplen con acreditaciones: SGG

Diódoro Carrasco Altamirano señaló que los alcaldes mienten sobre el número de agentes policiacos que cumplen con la certificación y pruebas de confianza para su desempeño ■ Foto Rafael García Otero / Archivo de La Jornada de Oriente

El titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), Diódoro Carrasco Altamirano, responsabilizó a los presidentes municipales de falsear información sobre el número de agentes policiacos que cumplen con la certificación y pruebas de confianza para su desempeño.

Al ser cuestionado sobre la ineficacia de los controles que el Poder Ejecutivo establece sobre los cuerpos de seguridad pública comunales, el responsable de la política interior en el estado, dijo que son los alcaldes quienes informan sobre la probidad y el cumplimiento de las normativas de una parte de sus policías, pero que, en el caso de San Martín Texmelucan y Ciudad Serdán, luego incorporan a las instituciones a elementos que no cumplen con la normatividad pero tampoco informan sobre eso al gobierno del estado.

Rueda de prensa del gabinete de seguridad, el secretario general de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano; de Seguridad Pública, Jesús Morales Rodríguez y el Fiscal Regional de Investigación, Jaime Huerta Ramos, dieron a conocer que se mantiene un trabajo contundente de prevención y combate al delito, como el gobernador Antonio Gali Fayad ha instruido.


De esta manera, en los últimos meses se ha ejecutado un proceso continuo de depuración, debido a la alteración del orden público y social en algunos municipios. En el caso concreto de Chalchicomula de Sesma, se detectaron casas de seguridad, robo a trenes y a transporte de carga, así como elementos de la policía municipal no registrados en el Sistema Nacional, además de un aumento en denuncias por delitos de alto impacto, que suman 234 de enero a mayo del presente año.

Por ello, como parte de la estrategia de seguridad pública que realiza el Grupo de Coordinación Puebla, con el respaldo del gobierno federal, se valoró una situación excepcional que pone en riesgo la paz social de la población en dicho municipio, en consecuencia y con base en las facultades que la Constitución concede al gobernador del estado, se publicó y se hizo entrega a las autoridades municipales el decreto correspondiente, donde se asume el mando de la seguridad pública, a través del director general de la Policía Estatal Preventiva, a quien se ha nombrado delegado para tales efectos, hasta el 31 de diciembre de este año, a fin de garantizar el bienestar de los habitantes.

En el operativo que se realizó  –en un marco de respeto a los Derechos Humanos del personal policial– fueron asegurados 35 elementos y trasladados al Centro de Control de Confianza de Puebla, para realizarles las pruebas correspondientes.