Se reúne AMLO con Albores en la selva Lacandona

La Secretaría de Desarrollo Social, para cuya titularidad está propuesta la ambientalista María Albores González, cambiará de nombre a la Secretaría de Bienestar, según anunció ayer desde la selva Lacandona el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

María Luisa Albores, será la propuesta para dirigir la Secretaría de Bienestar del gobierno de la República.

La información fue dada a conocer por el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), a través de una videograbación en su cuenta personal de Twitter.


López Obrador y Albores González –dirigente del Movimiento Cooperativo Indígena Tosepan Titataniske de la Sierra Nororiental de Puebla– recorrieron parte de la Selva Lacandona, en el estado de Chiapas, de donde es originaria la futura secretaria.

Ahí anunciaron que a partir del 1 de diciembre pondrá en marcha un proyecto para sembrar un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables.

Con ello, el nuevo gobierno buscará mejorar el medio ambiente y crear 400 mil empleos permanentes con buenos salarios para frenar la migración. Los primeros 200 mil trabajos se dará en 2019, y el resto en 2020.

Señaló que el campo es la “fábrica más importante del país”, porque se podría traer una planta de la empresa automotriz estadounidense Ford y crear 100 mil empleos, pero si hay apoyo al agro, como lo que plantea en su proyecto, es posible generar hasta 400 mil empleos.

Una vez que comience su gobierno, el líder moral y fundador del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) informó que en una zona ubicada entre los municipios de Palenque y Ocosingo, en Chiapas, iniciarían los trabajos para recuperar el campo.

Informó que el proyecto es uno de los 25 programas estratégicos que se desarrollarán en distintas regiones del país, con la finalidad de reactivar el sector agropecuario de México.

“Hay 100 millones de hectáreas de propiedad social, abandonadas y ociosas; muchos campesinos que han tenido que ir a trabajar hacia el norte; aquí está el 50 por ciento del agua del país”, enfatizó.

El presidente electo explicó que el abandono que sufrió el campo en las últimas décadas, se debió al desinterés de las autoridades pero también por la migración de campesinos, quienes buscan empleo en el sector de servicios para sobrevivir.

En ese sentido, López Obrador dijo que en la reforestación de la Selva Lacandona se crearán los primeros empleos y se priorizará la contratación de los pobladores del campo a su tierra, a sus lugares de origen.

La finalidad, expuso, es que la migración sea opcional y no por necesidad.

En 2019, en la Cuenca del Río Usumacinta se cultivarían 50 mil hectáreas con las cuales sería posible ofrecer 20 mil empleos permanentes; aunque la meta es llegar a 100 mil hectáreas para generar 40 mil.

En la Selva Lacandona, AMLO explicó que se tiene todo: el agua, el conocimiento y los indígenas herederos de las grandes civilizaciones, como la maya que eran grandes agrónomos.

En la videograbación, convocó a ejidatarios y pequeños propietarios para que estén atentos, porque los visitarán para organizar asambleas ejidales, con el propósito de concretar acuerdos y con organización rescatar el campo y sacar de la pobreza a los campesinos.

Para ello, adelantó que en su primer año de gobierno se cultivarán 500 mil hectáreas, y 500 mil en el año 2020.

Al respecto, confió en que antes de que termine su administración, el campo vuelva a ser productivo para evitar importaciones de productos.

“Vamos a producir en México lo que consumimos y vamos a fortalecer el mercado interno”, concluyó López Obrador.