Con voto parejo en Puebla se terminará el poder mafioso del PAN: López Obrador

La tormenta que azotó Puebla capital la tarde del sábado no fue obstáculo para que miles de ciudadanos acudieran al cierre regional de campaña del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, quien pidió a sus simpatizantes votar por el resto de los abanderados de la coalición “Juntos Haremos Historia” para terminar con el “poder mafioso” que ejerce el PAN en el estado, así como vigilar las casillas en la elección del domingo próximo.

En la Plaza de La Victoria, enclavada en la cima de Los Fuertes de Loreto y Guadalupe, el tabasqueño solicitó el apoyo a favor de Luis Miguel Barbosa Huerta, aspirante a la gubernatura que ha sido objeto de una propaganda negra permanente que incluye una de voto diferenciado, en la que se promueve respaldar a López Obrador en la presidencia, pero a otro partido en el Poder Ejecutivo local.

“¿A poco ustedes han pensado en votar de manera diferenciada?”, cuestionó desde un escenario que albergó a todos los abanderados de “Juntos Haremos Historia”, alianza conformada por Morena, el PT y el Partido Encuentro Social (PES). Obtuvo un “no” unánime.


Seguro de la respuesta que lograría, López Obrado fue más allá, a un costado de Barbosa, pidió a los asistentes levantar la mano si piensan “votar de manera dividida”, ante lo cual el público se quedó estático.

“Ni los de Gobernación”, agregó en tono jocoso el ex jefe de gobierno de la Ciudad de México, en alusión al personal que envía la dependencia responsable de la política interna, para seguir de cerca los actos del principal candidato de oposición del país. Cuando solicitó “a los que van a votar parejo” levantar la mano, el público estalló en júbilo, lanzando gritos, agitando brazos y banderas.

Lluvia pone a prueba a simpatizantes de López Obrador

En los 90 días de campaña, Puebla fue escenario de mítines que superaron las expectativas de los propios organizadores, al lograr llenos totales en municipios gobernados por el PRI y el PAN como Tehuacán, Tepeaca, Tecamachalco y Atlixco. Faltaba medir el ánimo de la capital, cuyos votantes dieron el triunfo a López Obrador en el estado en la contienda presidencial de 2012.

El acto iniciaría a las 5 de la tarde, pero desde las 2 comenzó el arribo de simpatizantes a la Plaza de La Victoria, ubicada frente al Fuerte de Guadalupe, en las inmediaciones de Casa Puebla, residencial oficial del gobernador.

Con el lugar casi lleno, un aguacero que se prolongó por 30 minutos puso a prueba la voluntad de los lopezobradoristas, algunos de los cuales se refugiaron bajo las sombrillas blancas que repartió Morena y el PES con sus escudos, mientras otros compraron impermeables que ofrecían vendedores ambulantes, con tal de no perder la posición ganada con las horas de espera.

La lluvia pasó y López Obrador arribó a una plaza cubierta por miles de simpatizantes. Desde el escenario, colocado a una altura de dos metros sobre el piso, la vista no alcanzaba para estimar el número de asistentes.

“Hemos logrado la unidad entre los dirigentes y el pueblo”, celebra

Con el mal sabor que dejó a su equipo el cierre en Veracruz, donde la participación de la selección Mexicana en el Mundial redujo el número de simpatizantes en el mitin de Boca de Rio, López Obrador agradeció la presencia de sus seguidores en Puebla.

En la recta final del mitin, sus simpatizantes corearon la palabra “presidente”. Al escucharlos, el fundador de Morena hizo una pausa en su discurso y dejó ver su satisfacción con una sonrisa que mantuvo en silencio por varios segundos, algo poco común en sus arengas.

El tres veces candidato presidencial dejó que la multitud se apaciguara para manifestar: “Con el pueblo todo, sin el pueblo nada; ustedes son el alma de este movimiento, no les estoy haciendo la barba, es que el pueblo es el motor del cambio.

“Puede haber buenos dirigentes, congruentes, honestos, trabajadores, pero si el pueblo no apoya, no participa, no se logra nada, aquí hemos logrado la unidad entre los dirigentes y el pueblo y por eso se va a triunfar, por eso vamos a ganar y hacer historia, vamos a llevar a cabo la cuarta transformación de la vida pública de México. ¡Todos a votar!”.

Acción Nacional pretende apertrecharse en Puebla: AMLO

López Obrador aseguró que la campaña de voto diferenciado responde a los intereses del PAN y el PRI, fuerzas políticas que ya aceptaron que perderán la presidencia del país por la ventaja que les lleva a sus abanderados, de entre 20 y 30 puntos, por lo que pretenden apertrecharse en los congresos y en los estados.

“Ahí andan arañando la esperanza, quieren quedarse con los gobiernos estatales, quieren tener las cámaras para hacernos contrapeso, para estar evitando que se lleven a cabo los cambios y que sigan aplicando la política mafiosa aquí en Puebla y en todo el país”, manifestó.

Agregó que en Puebla son comunes las prácticas de fraude electoral, como en otras entidades federativas, por lo que propuso tipificar esa actividad como delito grave, para que quienes recurran a esas prácticas, a fin de alterar los resultados de una elección, sean encarcelados sin posibilidad de fianza.

“El que compre votos, el que use el presupuesto (público) para favorecer a partidos o candidatos vaya a la cárcel sin derecho a fianza, vamos a dejar sembrada la democracia, el hábito democrático”, expuso.

 Morena enfrenta los intentos de una monarquía, alerta Barbosa Huerta   

El candidato a gobernador Miguel Barbosa expuso que en Puebla los candidatos de “Juntos Haremos Historia” se enfrentan “a un factor de poder mafioso, corrupto, ladrón que es el morenovallismo”, el cual tiene como propósito que “Rafael Maximiliano Moreno Valle de Habsburgo y su esposa Carlota Martha érika Moreno Valle de Habsburgo” instalen una monarquía.

Barbosa se refirió al ex mandatario local Rafael Moreno Valle Rosas y a su esposa Martha Érika Alonso Hidalgo, actual candidata a gobernadora de la coalición “Por Puebla al Frente”, conformada por el PAN, PRD, Movimiento Ciudadano (MC) y los partidos locales Compromiso por Puebla (CPP) y Pacto Social de Integración (PSI), con quien disputa el primer lugar en las preferencias electorales.

Ante los ataques que enfrentó a lo largo de la campaña, aseveró que él y su equipo “fuimos muy dignos, muy enteros, no bajamos la mirada; esta alineación, con este pueblo no baja la mirada”.

De ganar los comicios del 1 de julio próximo, se comprometió a encabezar una administración fundada en la Constitución y en las leyes e inspirada en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“Le agradecemos, licenciado, habernos dado la oportunidad de compartir con usted, con el pueblo de México, con el pueblo de Puebla esta gran hazaña ciudadana”, anotó.

Asimismo, expresó su agradecimiento a las direcciones políticas de Morena, PT y Encuentro Social por abrir las candidaturas a cargos de elección de este año a actores políticos que se comprometieron a llevar a cabo una campaña por la transformación del país.

En el cierre estuvo presente el dirigente nacional del PES, Hugo Erick Flores; los líderes estatales del PES, Raúl Barranco; del PT, Zeferino Martínez; y de Morena, Gabriel Biestro; los candidatos al Senado, Alejandro Armenta y Nancy de la Sierra; abanderados a diputados locales, diputados federales y presidentes municipales de todo el estado; así como los senadores Manuel Bartlett y Rabindranath Salazar, y el diputado federal Rodrigo Abdala.