Agresión contra Morena

La destrucción de 10 espectaculares con propaganda de Morena no puede ser visto como actos simples de vandalismo. Son hechos graves de violencia política que parecen estar destinados a amedrentar a los miembros de esta fuerza política.

Atrás de lo ocurrido, se sospecha la existencia de una estrategia del morenovallismo para impedir que las fuerzas políticas opositoras puedan competir en condiciones de equidad con el PAN, lo cual genera una desconfianza total hacia la limpieza de los comicios del 1 de julio.

La principal anomalía que existe con el tema de los espectaculares es que la autoridad facultada para regular el uso de los espectaculares es encabezada por Rodrigo Riestra Piña, el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial (SDRSOT), que a su vez es hermano de Mario Riestra, el candidato del PAN al Senado. Esa situación es un serio conflicto de intereses, que hace suponer que el titular de la SDRSOT siempre va a buscar actuar contra las fuerzas políticas adversarias al aspirante del albiazul.


El punto más grave de la agresión sufrida por Morena, es la ausencia de la autoridad electoral, la cual tendría que estar interviniendo para frenar la violencia política que salpica a la contienda en Puebla, pero el INE se destaca por su incapacidad para solucionar conflictos.