Advierte senador panista responsabilidad de Pemex en el robo de combustible

El senador del Partido Acción Nacional (PAN) Jorge Luis Lavalle Maury, advirtió que el crecimiento en el índice de robo de combustible a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) no puede entenderse sin el concurso de las autoridades y particularmente señaló que hay personal de la paraestatal involucrado, cerrando los ductos para facilitar la ordeña.

El representante popular derechista en la Cámara Alta del Congreso de la Unión señaló que la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos tiene tipificados prácticamente todos los delitos en que incurren quienes participan de la cadena delictiva en el hurto a la paraestatal: desde los que vigilan las líneas de conducción, quienes realizan la ordeña, quienes transportan el energético y quienes lo comercializan, pero que lo que falta es voluntad para aplicar la norma.

En una entrevista que dio a la emisión matutina del informativo radiofónico Oro Noticias, Jorge Luis Lavalle Maury sentenció que hay eficacia por parte de instituciones como Pemex, que es la instancia responsable de presentar las denuncias por el robo, la Procuraduría General de la República (PGR), que debe investigar el latrocinio, y los juzgados que deben sentenciar a los ladrones.


A principios de este mes, la Cámara de Diputados aprobó un dictamen que incrementa las penas de prisión y multas a quienes cometan delitos relacionados con el robo de combustible, siendo la sanción máxima 30 años de cárcel para quien sustraiga hidrocarburos de los ductos de Pemex.

El documento surgió de cuatro iniciativas presentadas por el mismo número de legisladores, entre estos el diputado poblano Eukid Castañón Herrera del Partido Acción Nacional (PAN), quien manifestó su preocupación por la participación de menores de edad en las bandas de huachicoleros que operan en la entidad.

Según datos de Pemex, en Puebla existen 3 mil 218 tomas clandestinas para el robo de combustible, lo que significa que se registró un incremento de mil 838 por ciento en los últimos seis años con respecto a la década anterior de 2000 a 2010.

Además, la Secretaría de Gobernación (Segob) federal consignó desde mediados de 2016 que Palmar de Bravo, Tepeaca, Acatzingo, Quecholac y Acajete son los municipios donde hay más enganchamiento de niños por las bandas dedicadas al robo de hidrocarburos.

Eukid Castañón informó que la reforma se aprobó con 321 votos a favor, 37 abstenciones y 18 votos en contra el viernes pasado, para dar “un gran paso” en el combate a los huachicoleros. En esa lógica, consideró importante que el Senado de la República concluya el trámite legislativo avalando el dictamen.