Lanzan advertencia a ediles: habrá persecución al que no apoye el PAN

450 mil pesos por servicios de agua potable adeuda candidato del PAN a alcaldía de Tehuacán: OOSAPAT.

Dicen que faltando 15 días para la elección del 1 de julio, habrá una lista de inicios de procedimientos administrativos del Congreso local contra un nutrido grupo de alcaldes en funciones y algunos que tienen licencia, para de esa manera lanzar un mensaje general a todos los presidentes municipales del estado: quien no se alinee a favor de los intereses electorales del PAN, serán objeto de persecución desde la Auditoría Superior del Estado.

Se dice que este “apriete de tuercas” se debe a que hace poco más de un mes, 90 por ciento de alcaldes de todo el estado estaban sumados a ayudar –en todos los aspectos– al triunfo de la campaña de la coalición “Por Puebla al Frente”, pero en la medida en que pasaron los días, muchos de los ediles han tomado dos actitudes:

Primero: ante la posibilidad de que gane Morena las próximas votaciones, un número importante de alcaldes ha optado por buscar ayudar –de manera discreta o secreta– a los aspirantes de la coalición “Juntos Hagamos Historia”, para de esa manera quedar bien con los que podrían ser sus sucesores y evitar procedimientos legales en su contra una vez que hayan dejado los ayuntamientos.


Segundo: para no errar, varios ediles mejor no apoyan ni a los candidatos del PAN o de Morena. O ayudan a los dos, por igual.

Ante tal comportamiento, se dice que se han prendido “los focos rojos” en el grupo morenovallista, pues una parte de la movilización de votantes –es decir compra de sufragios– es una labor encargada a los presidentes municipales.

Por eso, antes de las votaciones, se les quiere lanzar una advertencia entre líneas a los ediles para obligarlos a no apartarse de los intereses morenovallistas.

Sobre todo porque los candidatos del PAN y sus aliados ya no crecen en los índices de preferencias electorales con el uso de propuestas y propaganda.

Y porque la guerra sucia no ha sido efectiva para frenar el aumento en los índices de intención del voto de los abanderados de Morena.

Entre los nombres que aparecerán en esa lista de alcaldes con procedimientos administrativos están los siguientes:

Rafael Núñez Ramírez, edil de San Martín Texmelucan, quien está en el ojo del huracán porque se puso al descubierto que en su ayuntamiento se daba protección a bandas de huachicoleros.

Los procedimientos en contra del edil de San Martín Texmelucan no son motivados por la corrupción que solapó en su gestión, sino por el apoyo que ha brindado a Morena, luego de que quiso ser candidato a diputado local impulsado por el Partido del Trabajo.

José Juan Espinosa Torres, edil con licencia de San Pedro Cholula y candidato de Morena a diputado local.

Es quizá el alcalde más odiado por el morenovallismo, por no haberse alineado a los intereses del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas y porque ahora, ha sido el crítico más incisivo de la aspirante a la gubernatura, Martha Erika Alonso Hidalgo.

David Edgardo Huerta Ruiz, edil con licencia de Tepeaca y actual delegado en Puebla del programa Prospera, que es desde donde se tiene programada la compra de votos a favor del PRI en torno a la elección del 1 de julio.

¿Resistirán los alcaldes que les hagan manita de puerco desde el morenovallismo?

Lo sabremos en la tarde del 1 de julio.