Admite PT que sus diputados venden el sentido de su voto al gobierno estatal

Zeferino Martínez Rodríguez, dirigente estatal del PT, dejó entrever que los dos diputados que tiene ese partido en el Congreso local recibieron un pago del gobierno del estado para bloquear las candidaturas independientes: uno, votando a favor de los candados propuestos,a y el otro, ausentándose de la sesión en la que se analizó el tema.

El lapsus lo cometió al calor de la discusión que sostuvo ayer con integrantes del Movimiento Alternativa Social (MAS), quienes le reprocharon el respaldo que Mariano Hernández Reyes, legislador de ese instituto político de izquierda, dio a la sobrerregulación el 22 de agosto pasado.

Es lamentable que el diputado del PT haya traicionado a la ciudadanía, para defender los intereses políticos del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, expresó Hilario Gallegos Gómez; mientras Marco Antonio Mazatle Rojas consideró “el colmo” la postura adoptada por Hernández en el Congreso.


Zeferino Martínez reprobó que el MAS centrara sus críticas en uno de los representantes populares y no censurara el comportamiento de la coordinadora de la fracción del PT, Lizeth Sánchez García, quien se ausentó de la sesión en la que se discutieron las nuevas disposiciones en materia de candidaturas independientes.

“Es más cómodo cuando te dicen los del gobierno ‘oye, vete al baño o no llegues a la sesión para que no votes el asunto’ (…) nosotros sabemos cómo se juega ahí (en el Congreso) pagan mejor si no vas a las sesiones, pagan mucho mejor que si sí vas a la sesión”, manifestó el líder partidista, quien fue diputado en la legislatura local anterior.

De paso, acusó que algunos de los aspirantes que hoy se dicen independientes formaron parte del gobierno estatal, en clara alusión de Fernando Manzanilla Prieto, ex titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG).

El encuentro se desarrolló en las oficinas del PT a petición del MAS, quien inició el martes pasado reuniones con los dirigentes estatales de las diversas fuerzas políticas, para solicitarles que tramiten acciones de inconstitucionalidad contra la reglamentación aprobada por el Congreso, por establecer requisitos de registro más rigurosos que a nivel federal.

Mariano Hernández estuvo presente en el momento en que arribaron los integrantes de la organización, pero se retiró del lugar a los pocos minutos, previendo lo que sucedería. El partido lo justificó al asegurar que tenía actividades pendientes en otro lugar.

 

Retirada abrupta

 

Zeferino Martínez se retiró de la mesa sin permitir que los integrantes del MAS concluyeran su planteamiento de formar un frente común contra el gobierno de Rafael Moreno Valle, el cual –dijeron– tiene el objetivo de frenar la persecución contra opositores, el incremento de la inseguridad y las reformas antidemocráticas.

No obstante, en los 20 minutos que duró la charla, Zeferino Martínez aclaró que la prioridad de su partido en estos momentos es mantener el registro en el estado, tras perderlo a nivel federal, aunque se comprometió a llevar la propuesta del MAS al resto de los dirigentes para que tomen una decisión colegiada.