Acusan a guardaespaldas del alcalde de San Martín Texmelucan de secuestro a un comerciante

Vendedores de San Martín Texmelucan denunciaron al guardaespaldas del alcalde Rafael Núñez Ramírez, de nombre Jesús Cárdenas Galindo, y al ex diputado local Édgar Salomón Escorza de intento de secuestro contra un agremiado de la Federación de Comerciantes, Colonos y Campesinos de los estados de Puebla y Tlaxcala (Fecccept).

En rueda de prensa expusieron que los hechos ocurrieron el pasado 27 de junio a las 19:30 horas, cuando el ex diputado local llamó al comerciante –de quien omitieron su nombre para su protección– para dialogar en el restaurante El Rincón del Vino.

Sin embargo, relataron que cuando el vendedor llegó al lugar minutos después apareció el guarura del edil, acompañado de otras cinco personas, quienes lo comenzaron a golpear e intentaron subirlo a una camioneta con la finalidad de secuestrarlo.


Por esta razón, los vendedores informaron que este lunes presentarán una denuncia ante la Dirección General de Servidores Públicos.

A través de redes sociales, Édgar Salomón desmintió la versión de los comerciantes y reviró que fue a él a quien intentaron secuestrar.

El oficial Jesús Cárdenas Galindo está adscrito a la Secretaría de Seguridad Pública de Texmelucan. Hace dos meses el escolta del munícipe fue acusado por intentar golpear al reportero Pedro Alonso, corresponsal de Milenio.

Hay que recordar que desde hace cuatro años la escolta del ex alcalde de Acatzingo, Eliseo Zayas Jaen, continúa prófugo de la justicia por asesinar a un vecino de la localidad, mientras que el perredista estuvo en prisión y el Congreso local le revocó el mandato.

Ante lo expuesto, los comerciantes convocaron para hoy martes a una movilización en protesta a las acciones represoras del alcalde Rafael Núñez Ramírez.

Amagaron con “paralizar” todos los accesos a la ciudad con el cierre de la autopista México–Puebla en ambos sentidos, la carretera federal a México y a Tlaxcala.

Precisaron que la tarde del sábado personas a bordo de la camioneta Nissan Armada color negra, vehículo oficial que el alcalde que utiliza para su traslado y que es posesión del ayuntamiento, llegaron hasta el lugar donde el vendedor se encontraba hablando con el ex diputado local.

Explicaron que los supuestos plagiarios arremetieron a golpes en contra del interlocutor de Salomón Escorza e intentaron subirlo a la camioneta, lo que no lograron gracias a que transeúntes auxiliaron al comerciante.

Los vendedores acusaron que se trató de un nuevo ataque del gobierno municipal para acallar las voces inconformes con su forma de gobernar.

Señalaron al político texmeluquense Salomón Escorza de haber sido partícipe del delito, pues aseguraron que fue el propio ex legislador fue quien “le puso el dedo” a la víctima.

Para finalizar, solicitaron la intervención de las autoridades estatales a fin de frenar que los problemas entre el comercio y el gobierno municipal se agraven.

Además de la denuncia penal, informaron que interpondrán una queja ante la Comisión de Derechos Humanos Estatal, recalcando la preocupación que existe por la integridad de todos los afiliados a la organización.