Acusa edil de Texmelucan al gobierno estatal de no frenar a tiempo el crimen organizado

El alcalde de San Martín Texmelucan, Rafael Núñez, acusó al gobierno del estado de omisión por la creciente inseguridad y violencia en el municipio, y como prueba exhibió 60 solicitudes presentadas en el último año, donde pidió su intervención para frenar la incursión del crimen organizado.

Además, dijo que la autoridad estatal detuvo, de manera ilegal, a decenas de policías y funcionarios municipales, a quienes privó de su libertad por el presunto nexo con las bandas dedicadas al robo de combustible.

Este viernes el alcalde de extracción petista ofreció una rueda de prensa en el Palacio Municipal, sin permitir realizar preguntas a los reporteros.


Esto ocurrió minutos después que agentes ministeriales detuvieron al director de Gobernación y a la encargada del monitoreo de las cámaras de videovigilancia del sistema de seguridad local.

“Es injusto e ilegal que detenidos que han arriesgado la vida por la población, hoy estén privados de su libertad sin considerar su legítimo derecho de presunción de inocencia”, acusó.

Señaló que sin una orden judicial trasladó a 136 agentes, entre viales y mujeres con responsabilidad administrativa, para aplicarles exámenes de control y confianza.

Rafael Núñez sostuvo que el operativo policíaco efectuado el pasado 2 de mayo, del que continúan 109 policías en prisión, derivó de la omisión de las autoridades estatales que dejaron en el abandono al municipio.

Para sustentar los señalamientos, el alcalde presentó a los medios de comunicación 60 solicitudes enviadas al gobierno de Puebla, firmados y sellados de recibido, donde el ayuntamiento de Texmelucan le pide ayuda de la situación de ingobernabilidad que viven.

Asimismo, argumentó que el tema de la delincuencia organizada es del orden federal, y dijo que es responsabilidad del gobierno estatal pedir la ayuda del gobierno de la República.

El edil culpó al gobierno de Antonio Gali Fayad de la reacción tardía a sus llamados de intervención para frenar la inseguridad y ola de violencia que se vive en la localidad.

Ante el temor que incluso sea coludido con las bandas huachicoleras, dijo que ha actuado de manera honesta, de buena fe y apegado a derecho.

“San Martín Texmelucan es mi lugar de origen, aquí vivo y he vivido toda mi vida como ciudadano y empresario, y mi único interés es el beneficio de mis conciudadanos”, concluyó.