Alcalá acusa al gobierno panista de intentar condicionar el voto

Tras solicitar su registro como candidata a la gubernatura del PRI, PVEM y el Partido Encuentro Social (PES), Blanca Alcalá Ruiz reprobó que los gobiernos estatal, municipal y el PAN en Puebla pretendan condicionar el voto de los ciudadanos con la entrega de tinacos azules.

“Esa práctica sí debe quedar en el pasado, esas sí se deben de desterrar”, criticó la aspirante en rueda de prensa, quien intenta que su instituto político, el Revolucionario Institucional, recupere Casa Puebla tras un sexenio fuera del poder.

La  priista se presentó ante el Instituto Electoral del Estado (IEE) para que sea reconocido su derecho a ser votada en la elección del 5 de junio próximo, en la que se propuso encabezar “la segunda alternancia en este estado”.


La oferta la extendió a sus simpatizantes después del acto protocolario en el IEE, en un mitin que improvisó frente a las oficinas del órgano electoral, desde la batea de una camioneta, donde anticipó que su promoción se soportará en una campaña de contraste que exhibirá los resultados del mandatario local Rafael Moreno Valle Rosas.

“La propuesta de gobierno que habremos de abanderar será una propuesta que parta primero del análisis objetivo. En el PRI, en el verde y en Encuentro Social no hay filias ni fobias, pero tampoco podemos cerrar los ojos ante la realidad que estamos viviendo.

“Será una propuesta con ejes estratégicos, que partirán de un análisis serio, de un análisis objetivo, pero también de la realidad que le duele a los poblanos”, expuso.

Seremos profesionales, dice IEE a Alcalá

 

Alcalá fue recibida por los siete consejeros del IEE en el salón de sesiones del instituto, donde el presidente del mismo, Jacinto Herrera Serrallonga, garantizó que el órgano electoral actuará con profesionalismo y apego a los principios rectores de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, objetividad y máxima publicidad.

“Tenemos confianza en este instituto”, respondió Jorge Estefan Chidiac, presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, quien arropó a Alcalá en su registro, con los delegados del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) Rogelio Cerda Pérez y René Juárez Cisneros, así como el ex gobernador Melquiades Morales Flores.