Acercar el cortometraje al público de a pie, propósito de la segunda muestra Kiné

Un total de 130 cortometrajes de por lo menos ocho países a nivel mundial, algunos de ellos como estreno, conforman la programación de Kiné, muestra internacional de cortometrajes Puebla.

José Saúl Benítez y Cindi Luna, el primero director y la otra encargada de programación, anunciaron la segunda edición del festival que será del 14 al 17 de abril, en sedes de Puebla, San Pedro y San Andrés Cholula.

Kiné, explicaron durante una rueda de prensa, busca que el corto sea visto y se acerque a un público de a pie, distinto al que suele asistir a los festivales y/ o foros dedicados a este género cinematográfico.


Ello, porque el cortometraje solamente suele estar presente en ciertos foros o espacios de exhibición, a manera de competencia y en la búsqueda de algún premio.

Con Kiné, en cambio, el cortometraje es valorado por sí mismo, por constituir una materia cinematográfica con una narrativa y discursos propios.

“El cortometraje no es un ensayo de algún principiante, no es un ejercicio previo de un largometraje ni es una manera de iniciar la carrera de un director”, sostuvo José Saúl Benítez.

En su definición, dijo que el cortometraje es una historia cinematográfica completa, que en la mayoría de las veces propone una vuelta de tuerca al final, con lo que se sorprende al espectador.

“Quizá algún día todos hemos vivido un cortometraje, quizá lo vivimos en todo momento, pero la diferencia radica en que algunos tienen el ojo para contarlo”, señaló Benítez, de profesión cineasta.

Agregó que Kiné es una muestra que se debe presumir, porque precisamente pone al cortometraje en el centro de su atención con un público distinto al de los estudiantes de cine, pues se persigue un objetivo: que sea una costumbre el ver un corto al igual que se ven los largometrajes e incluso los documentales, que “lleguen y se busquen hasta en la piratería”.

“Se trata de darle vida al cortometraje, de lograr que el público pueda verse reflejado en él”, consideró.

Por su parte, la encargada de programación Cindi Luna señaló que en su segundo año se recibieron alrededor de 450 materiales cinematográficos, la mayoría de ellos –en más de 90 por ciento– a través de una plataforma en línea, por lo que adquirió su categoría internacional.

Agregó que provinieron de países como Bélgica, España, Alemania, Emiratos Árabes, Colombia, Venezuela, Brasil y Argentina, conformando una “muestra variada y nutrida en sus narrativas”.

De México, en cambio, se recibieron más de 50 filmes. La mayoría son materiales provenientes de Instituto Mexicano de Cinematografía, que mandó 20 cortos de su producción 2015; y del Festival Shorts Shorts México, que participará con nueve filmes.

Asimismo, se proyectarán cuatro producciones del Festival Internacional de Cine de Morelia, y seis cortometrajes producidos bajo la técnica del Stop motion y dedicados a un público infantil provenientes de la asociación civil La Matatena.

Luna indicó que del 14 al 17 de abril el trabajo de realizadores será exhibido en diferentes sedes de la ciudad de Puebla así como también en San Pedro y San Andrés Cholula; entre ellos, se cuentan Casa Nueve, Quadrivia, Café Galería Amparo, Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, Hostal 1915, Espacio, y Dommo proyecciones.

Por último, la encargada de programación de Kiné, muestra internacional de cortometrajes Puebla, explicó que fue difícil el proceso de selección debido a la calidad de las producciones. Por ello, decidió que se proyectará un programa en cada sede, de acuerdo al carácter del foro.

La programación completa está disponible en la página de internet http://www.kinemuestra.com, así como en las redes sociales de Kiné, un proyecto independiente que ha contado con el apoyo de la iniciativa privada: 16 patrocinios de editoriales, empresas de publicidad, disqueras, músicos y también de hostales.