60% de negocios que se creen este año cerrará, previó el presidente de Canaco

Tehuacán. Del 100 por ciento de los pequeños negocios que se abrirán en 2014, 60 por ciento permanecerá dos o tres meses, por mucho, calculó Sergio Adame Flores, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) Tehuacán.

Si bien dijo que durante el cierre de 2013 se tuvo un aumento en ventas de hasta 60 por ciento, en los negocios con productos de temporada, destacó que el año en general tampoco fue muy fácil, pero el que recién inicia se espera todavía más complicado por los nuevos impuestos.

Mientras sube casi todo, dijo, el aumento del salario le pareció muy bajo como para permitir que los ciudadanos puedan compensar con eso la ola de incremento en la mayoría de los productos que consumen.


A ello hay que agregar que un buen porcentaje de consumidores recurrió en exceso a la tarjeta de crédito, durante 2013, lo cual implica que en este momento cargan con deudas que deben cubrir y no cuentan con el recurso económico suficiente para enfrentar esos pagos.

Jubilados y pensionados es otro sector que verá limitados sus recursos y con ello el poder adquisitivo, lo que pegará directamente al comercio, puesto que las personas hacen sólo compras indispensables, resaltó.

Sergio Adame reconoció que la reforma fiscal que entró en vigor el primero de este mes va a dar problemas financieros a los comerciantes, sobre todo a aquellos que trabajan como pequeños y medianos, cuyos recursos no les dan para aguantar la cuesta de enero.

Destacó que las pequeñas y medianas empresas deben tomar en cuenta que existen meses de bajas ventas, de modo que durante la temporada alta es necesario que hagan ahorros para poder enfrentar la crisis y no quebrar.

La situación será todavía más severa en el caso de quienes para abrir sus negocios se verán en la necesidad de rentar locales, porque el pago del arrendamiento se convierte en el gasto más fuerte que deben hacer, refirió Adame.

Con ese panorama tampoco se prevé que se presente un repunte para los propietarios de inmuebles que rentan sus locales, por lo que el presidente de la Canaco expresó que será un año difícil, en general.