300 mil víctimas de desaparición forzada en México deja EPN; denuncian ONG

FOTO: Cortesía La Jornada. Familiares de desaparecidos exigen justicia a candidatos.

Seis periodistas, 111 luchadores sociales y decenas de estudiantes, amén de otros sectores sociales, han sido víctimas de desapariciones forzadas en México durante el sexenio del actual presidente Enrique Peña Nieto de acuerdo a varias ONG, medios de comunicación y activistas.

Hace ocho años la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) estableció el 30 de agosto como el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, no obstante desde hace medio siglo esta situación ha sido planteada en numerosas ocasiones ante tal organismo por representantes de la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos-Desaparecidos (FEDEFAM).

A nivel mundial y de acuerdo a cifras oficiales, Colombia es uno de los países con más desapariciones forzadas contabilizando 45 mil 630 personas conforme a la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas colombiana. En México, el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED) tiene hasta el 30 de abril un total de 37 mil 435 personas registradas como desaparecidas en territorio nacional, sin embargo, diversas organizaciones -algunas parte de la Campaña Nacional Contra la Desaparición Forzada– sostienen que la cifra podría llegar hasta los 300 mil desaparecidos durante este periodo.


Según la ONU la desaparición forzada es una “estrategia para infundir el terror en los ciudadanos. La sensación de inseguridad que esa práctica genera no se limita a los parientes próximos del desaparecido, sino que afecta a su comunidad y al conjunto de la sociedad”. Menciona que es un fenómeno que afecta todas las regiones del mundo y se utiliza “especialmente como método de represión política de los oponentes”. El Comité Cerezo asegura que este delito cumple varias características en nuestro país: es generalizado en todos los estados, es sistemática pues responde a una política pensada, es planeada desde las estructuras del gobierno y transexenal pues ningún partido político ha revertido la situación.

47 meses sin los 43

El 26 de septiembre del 2014, 57 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecieron en Iguala, de acuerdo a las autoridades no había rastro. Días más tarde, 14 de ellos se reportaban a salvo, sin embargo 43 continúan desaparecidos hasta el día de hoy.

De acuerdo a la versión oficial que surge del informe realizado por la Procuraduría General de la República (PGR), al mando de Jesús Murillo Karam (2012-2015), los 43 jóvenes fueron incinerados en el basurero de Cocula por el grupo delictivo “Guerreros Unidos”, después de haber sido entregados al mismo por policías municipales de Iguala y Cocula. Familiares, asociaciones civiles, abogados que siguen el caso y compañeros de los 43 estudiantes no han aceptado la versión de este informe y hasta el día de hoy siguen exigiendo justicia ante el hecho caracterizado por la impunidad.

Muestra reciente de la impunidad que continúa rodeando al caso ha sido la detención arbitraria de Erick Uriel Sandoval Rodríguez hace 99 días como presunto culpable en la desaparición de los estudiantes, a pesar de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha entregado a la PGR las pruebas suficientes demostrando la inocencia del detenido.