20 mil pesos sirvieron para liberar a la esposa del edil Rafael Valencia Ávila

20 mil pesos sirvieron para liberar a la esposa del edil de Venustiano Carranza, Rafael Valencia Ávila. El último continúa en calidad de prófugo.

Fue detenida en posesión de 50 mil litros de combustible robado y un arsenal en el que había hasta balas perforadoras de chalecos tácticos, pero Ilse Lucía Bernabé Gutiérrez, la esposa de Rafael Valencia Ávila, presidente municipal de Venustiano Carranza –quien estaría en calidad de prófugo– obtuvo su libertad con el pago de apenas 20 mil pesos.

La misma suerte corrió Mónica G., la mujer que junto a Bernabé Gutiérrez fue detenida tras un cateo en los domicilios de Rafael Valencia Ávila, su hermano Vicente –quien es alcalde electo y cuyo paradero también se ignora–, pues pagó una fianza de 5 mil pesos.

No se sabe cuál es la suerte del tercer aprehendido de las incursiones realizadas la noche del pasado martes en Venustiano Carranza, Omar Daniel “N”, alas “El Kakas”, quien ha sido identificado por las autoridades como el principal capo del robo de hidrocarburos en esa región de la Sierra Norte de Puebla.


Fue el juez de Control en el Centro de Justicia Penal Federal, quien determinó el monto para que Lucía Bernabé Gutiérrez, quien tiene 27 años, pudiera enfrentar el proceso que se le inició por los delitos de portación de arma de fuego, de cartuchos y de cargadores de uso exclusivo del Ejército.

Entre el arsenal hallado en las casas de los Valencia Ávila destacan 32 cartuchos calibre 7.62 x 51 con bala perforante, amén de 14 cartuchos .40 S&W, 3 cartuchos .9 milímetros, 4 del calibre .45 auto, 4 cartuchos .223 Remington, una pistola calibre .45 y otra .38 y también 69 cartuchos útiles calibre .270 Winchester.

El portal e–consulta consignó que “se sabe que el agente del Ministerio Público de la Federación solicitó inicialmente como medida cautelar la imposición de una garantía económica de 50 mil pesos para el caso de Ilse Lucía y de 10 mil pesos para Mónica, además de que ambas deberán de presentarse a firmar cada 15 días en una Unidad de Medidas Cautelares y tendrán prohibido salir del Estado.

“Sin embargo, en los registros de la audiencia se estableció por el juez que la garantía era excesiva, pues los ingresos económicos mensuales de Ilse Lucía ascienden aproximadamente a 8 mil pesos, en tanto que los de Mónica son de 3 mil 500.

“Fue así que finalmente el juez decretó la liberación de las imputadas a cambio de una garantía económica de 20 mil pesos para Ilse y de 5 mil para Mónica”.