En una semana 14 actos de justicia propia de ciudadanos vs. criminales

Sin control, los linchamientos en Puebla. En la última semana se perpetraron cuatro asesinatos y por lo menos 10 intentos por parte de pobladores que se dijeron cansados de la impunidad, la falta de respuesta de las autoridades y el nuevo sistema penal acusatorio, por lo que han decidido hacer justicia con mano propia.

Los asesinados fueron los tres presuntos delincuentes calcinados en Tulcingo del Valle por un presunto justiciero, y Jorge Flores González, de 30 años de edad, en la colonia Lomas de San Miguel

Los hechos se presentaron en Santa Clara Ocoyucan, San Francisco Totimehuacan, La Resurrección; las colonias Lomas de San Miguel, 20 de Noviembre y Benito Juárez, en Puebla, además de Tulcingo del Valle, Vicente Guerrero y Tecamachalco.


Apenas el miércoles se presentó un segundo intento de linchamiento en las inmediaciones al Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec. El primero fue por robar un teléfono celular y el segundo por intentar hurtar una mochila.

Ayer jueves ocurrieron tres intentos de linchamientos en Puebla en menos de seis horas por parte de colonos de la capital.

Por la tarde, vecinos de la colonia Benito Juárez en Puebla detuvieron, amarraron, desnudaron y después golpearon a un presunto asaltante de autopartes en las calles 25 Sur y 35 Oriente.

Los colonos relataron que fue detenido en flagrancia cuando robaba llantas en la céntrica colonia.

Refirieron que por varios minutos una camioneta tipo Voyager color verde, con tres personas en su interior, estuvo estacionada sobre la calle 35 Oriente, en esperaba del cuarto individuo que traía rodando el neumático; sin embargo, expusieron que huyeron del lugar, cuando vecinos sorprendieron al supuesto delincuente con la llanta en la mano.

En un intento de escapar, narraron que la persona aventó la llanta, pero fue alcanzado por los colonos que lo detuvieron y lo ataron a un poste. Posteriormente, refirieron que le quitaron la vestimenta y solo lo dejaron en calzones, mientras era molido a golpes por un grupo de vecinos iracundos por el intento de robo.

Los agraviados exigieron al alcalde Luis Banck Serrato poner mayor vigilancia en la ciudad, ya que existen colonias que son focos rojos de robo e inseguridad.

Al mediodía, habitantes de la junta auxiliar de La Resurrección detuvieron y golpearon a un presunto ladrón que fue capturado en San Diego Manzanilla, luego de robarle a una mujer unos lentes y un teléfono celular.

La persona fue identificada como Carlos O, de 25 años de edad, y fue capturado después que la mujer pidiera auxilio, señalando a esta persona como el agresor.

Por la mañana de este mismo jueves colonos de la 20 de Noviembre, ubicada entre las calles 11 Sur y 78 Poniente de la capital, quisieron hacer justicia con mano propia al detener y golpear a un presunto violador, según dieron a conocer vecinos de la zona, quienes confirmaron que fueron los habitantes de la colonia los que detuvieron a una de las dos personas que intentaron robar y después violar a una joven.

Los hechos se presentaron alrededor de las 10 horas, cuando dos presuntos asaltantes intentaron robar a una transeúnte; sin embargo, esperaron que abrirá la puerta de su casa para amagarla con una navaja, si es que pedía auxilio de los vecinos.

Relataron que la agraviada les informó que vio que la venían siguiendo, pero no pensó que la intentaban asaltar.

Comentaron que cuando la mujer abrió la puerta de su casa uno de los agresores la aventó a un sillón y quiso abusar de ella, mientras le puso una navaja en el cuello con el amago de matarla si gritaba.

Narraron que a pesar de la advertencia la joven gritó y fue cuando los vecinos salieron en su auxilio con la detención del presunto delincuente, mientras la otra persona huyó.

Ante la situación confirmó que varios colonos golpearon al señalado hasta dejarlo inconsciente, atado a un poste de energía eléctrica.

Al lugar arribó la Policía del Estado a bordo de la patrulla número 442 para trasladar al señalado a la Fiscalía General del Estado (FGE).

Uno de los habitantes de la 20 de Noviembre comentó que el problema de la colonia es el Motel Jaguar, que se ha convertido en nido de drogadictos y delincuentes que actúan en total impunidad.

“Ahí viene gente a drogarse y a cometer atracos en contra de los vecinos, por lo que pedimos al municipio que lo cierren porque es un peligro para todos”, demandó otro afectado.