11 feminicidios finalizando octubre; en el año suman 74 casos

11 feminicidios finalizando octubre; en el año suman 74 casos.

Este domingo, se perpetró el asesinato número 11 contra una mujer en el estado de Puebla, durante el mes de octubre. Socorro de los Ángeles Vivar Ríos fue ultimada por balas de escopeta que le perforó el hígado, corazón y pulmón izquierdo, al interior de su vivienda ubicada en la comunidad de Santa Cruz El Mirador, en el municipio de San Pedro Yeloixtlahuaca. Se trata de la cuarta ejecución en la última semana, y el 74 feminicidio en lo que va del año.

La directora del Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr), Vianeth Rojas Arenas, informó que si el móvil del asesinato es el robo, no se trata de un feminicidio.

Sin embargo, aclaró que sí se cuantifica como feminicidio, por la saña y la violencia con que se mató a la mujer.


“Sin olvidar que todos los homicidios de mujeres se deben investigar con el protocolo de feminicidio, pues creemos que no se está investigando como se debe”, destacó.

De acuerdo con información de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), el levantamiento de cuerpo sin vida de la mujer de 57 años de edad se efectuó al interior de su casa.

Reportes de la Policía Municipal de San Pedro Yeloixtlahuaca confirmaron que familiares de Socorro  reportaron el hallazgo al corporativo policíaco, que acordonó la escena hasta que llegó la policía estatal.

Señalaron que después de tocar varias ocasiones la puerta de la vivienda, procedieron a abrirla. Al interior encontraron el cuerpo de Socorro quien pensaron falleció a consecuencia de la hipertensión y diabetes que padecía desde hace años.

Sin embargo, el resultado de la autopsia practicada en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) reveló que presentaba perforaciones en hígado, corazón y pulmón izquierdo.

Esto fue provocado por disparos desde una escopeta, por ello, las investigaciones iniciaron para determinar la causa de su muerte.

Por lo anterior, se inició la Carpeta de Investigación número  414/ACATL/CNPP, por el delito de posible homicidio.

El miércoles pasado, se cometió el tercer asesinato contra una mujer en Puebla. Regina Flores González, una anciana de 70 años de edad, fue molida a golpes con un molcajete por un desconocido hasta quitarle la vida.

Los hechos ocurrieron en el barrio capitalino de San Antonio, en la capital poblana.

11 feminicidios en octubre

El mes de octubre ha sido el más sanguinario del año para las mujeres en Puebla.

Los casos documentados en medios de comunicación y organismos ciudadanos como Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos  (Odesyr) y el Observatorio de Violencia Social y Género de la Universidad Iberoamericana de Puebla, documentan 11 feminicidios.

El primer caso se reportó el 1 de octubre, con Karla Mireya García Paredes. La joven de 18 años de edad, embolsada y con signos de tortura,  fue localizada en la colonia El Conde, cuando presuntamente acudió a un domicilio a cobrar una deuda y nunca salió.

Le siguió Gizeh Castelán Castro, encontrada en San Andrés Azumiatla. La mujer recibió 32 puñadas, por las heridas se cree que intentó defenderse y fue lanzada por el puente.

En el mes hay dos casos de dos desconocidas, la primera de entre 17 y 20 años de edad aproximadamente. Fue encontrada desnuda en un camino de terracería que comunica a la presa de Valsequillo, con golpes en el rostro, el cuero cabelludo arrancado y una cuerda de tendedero en el cuello.

El según cuerpo fue encontrado el 10 de octubre en la cisterna de una casa de campo en la junta auxiliar de Santo Tomás Chautla, en la ciudad de Puebla.

Posteriormente vinieron los asesinatos de Areli Pacheco Narvarte, atropellada por su propio marido con una combi, hasta quitarle la vida; Vanesa López Alvarado, de 21 años, fue apuñalada en Teziutlán; Alberta de 72 años, quien fue arrojada a un pozo, supuestamente, por un familiar.

Los últimos feminicidios fueron de Karla López Navarro, hallada embolsada, maniatada y con rostro desfigurado a golpes el pasado 22 de octubre; la contadora Yazmín Hernández Garrido, quien fue encontrada en un avanzado estado de putrefacción en el municipio de Xicotepec de Juárez. Fue reconocida por la blusa color morado que portaba y un cinturón particular.




Ver Botones
Ocultar Botones