Regidor de Amozoc sugiere que los policías fueron ejecutados por denunciar en FGE

 

Seis policías municipales de Amozoc asesinados fue el saldo de un presunto enfrentamiento entre los uniformados y un grupo de huachicoleros suscitado esta tarde.

La versión de una confrontación fue puesta en duda por el regidor, Luis Terrazas, quien denunció que las víctimas acudieron ayer a la Fiscalía General del Estado (FGE) para hacer una denuncia, aunque no precisó la materia de ésta.


Los hechos ocurrieron en la colonia Signoret, en el paraje conocido como Tanque Elevado de la junta auxiliar Chachapa, perteneciente al municipio de Amozoc.

Al parecer los uniformados sorprendieron a los delincuentes mientras realizaban una ordeña clandestina a ductos de Pemex.

Tras la refriega, los huachicoleros habrían huido en dos camionetas, una de color rojo y otra negra con rumbo a San Miguel Espejo.

En las redes sociales han circulado fotografías de usuarios y medios de comunicación, en las que se ven los cadáveres de los uniformados, los cuales aparecen juntos, boca abajo, como acomodados y no se aprecian heridas en los cuerpos, como si hubieran sido ejecutados.

Elementos de las Policías Ministerial y Federal, así como del Ejército y de la Secretaría de Seguridad Pública peinan la zona en busca de los homicidas.

Por la noche, el alcalde de Amozoc, José Cruz Sánchez Rojas, y el titular de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, Jesús Morales Rodríguez, ofreció una rueda de medios en la que informó que fueron vecinos de la zona quienes hallaron a los policías muertos y que hay dos detenidos y una pipa confiscada.

Cuando terminó la conferencia, Luis Terrazas el regidor de Agricultura del ayuntamiento de Amozoc, irrumpió y le exigió a Morales una investigación a fondo pues aseguró tener información de que los seis policías ultimados acudieron el pasado jueves a la Fiscalía General del Estado (FGE) a hacer una denuncia, aunque no quiso precisar de qué se trataba.

Versiones extraoficiales recopiladas entre pobladores de Chachapa, aseguran que los gendarmes fueron emboscados, pues acudieron a una falsa alarma de auxilio y cuando llegaron a Tanque Elevado, fueron desarmados y ejecutados.

Las víctimas fueron: Laura Rojas Romero, Martín Estudillo Vergara, David Ortega Menchi, Arturo Hernández Gallardo, Alejandro Muñoz Antonio y José Luis Montes Anaya.