Es urgente un programa de apoyo para reponer inversión a campesinos: CAP

Además de reiterar la exigencia de activación del seguro catastrófico para indemnizar a campesinos  afectados por sequía y granizadas, el Congreso Agrario Permanente  (CAP) apremió al gobierno estatal a implementar un programa de apoyos económicos para reposición de inversiones.

En la ya tradicional rueda de prensa de cada lunes, José Isabel Juárez Torres, coordinador estatal de esta confederación, apuntó que desconoce si las autoridades y las aseguradoras ya iniciaron con la realización de una inspección en los cultivos para verificar los daños causados por la canícula, principalmente.

Sin embargo, reiteró que José Luis Ramírez Conde, titular de la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa), se comprometió que a más tardar el pasado seis de este mes, comenzarían los recorridos al respecto “y no lo han hecho”.


“Pero hoy leo en un diario de circulación local que todo está en orden, que las aseguradoras no tienen ningún problema; preocupa mucho que defiendan a las aseguradoras, como si los funcionarios fueran puestos para eso, lo que sí es que deben estar para defender a los ejidatarios, a los campesinos, no a esas empresas que tienen despachos especializados y experiencia; hacen muy mal”, dijo.

Es –reprochó- una negligencia “muy grande” por parte del gobernador y de sus secretarios, el no querer atender los problemas de este y los de otros sectores de la entidad.

Debido a esta situación, José Isabel Juárez Torres insistió en su demanda de destitución de José Luis Ramírez Conde, “en vista de que no cumple su palabra de atender al campo; que remueva al funcionario”.

Recalcó que a la fecha se desconoce el impacto de la canícula en el estado, sin embargo, repasó que inicialmente se calculó un perjuicio en al menos 50 por ciento de la superficie sembrada de maíz, sobre todo.

“Por eso necesitamos conocer la afectación real, porque a los comisariados ejidales los traen muy amenazados y presionados los de Sefoa, porque les dicen que no reporten los daños. A la dependencia le interesa más cubrir el dinero de las aseguradoras que la indemnización de los productores”, subrayó.

Juárez Torres lamentó que hay lugares “donde ya no se verá milpa porque no le dio tiempo desarrollarse, y dirán las aseguradoras, aquí no sembraron nada; los campesinos se verán sumamente afectados en sus finanzas y crecerán las deudas que traen, por eso insistimos en un programa de apoyos para restituirles la inversión”.