Acusa alcalde de Texmelucan que cateos servirían para “prefabricar” pruebas en su contra

El alcalde de San Martín Texmelucan, Rafael Núñez, acusó que el gobierno del estado podría estar “prefabricando” expedientes en su contra y de su gabinete, luego del cateo efectuado este jueves a las instalaciones del Ayuntamiento, sin la representación legal de las autoridades municipales.

El Ayuntamiento Municipal difundió a medianoche de este jueves una videograbación donde se observa a un edil sereno, ante los rumores que habría sido detenido ese mismo día por la Policía Ministerial, por presuntos vínculos con el crimen organizado.

Rafael Núñez es un empresario local que milita en el Partido del Trabajo (PT), el cual forma parte de la coalición “Juntos haremos historia”, que impulsa la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).


En el video con duración de un minuto y 37 segundos, el presidente municipal de Texmelucan dijo de manera contundente que la intervención de la Policía Estatal y la Fiscalía General del Estado, el pasado 2 de mayo, en las instalaciones de la Comisaría fue sin la presencia de funcionarios ni el área jurídica del Ayuntamiento.

Desde entonces, informó, “se han hecho cateos a los archivos, equipo de cómputo, armamento, videos, centros de información e instalaciones principales, sin la presencia de nuestro personal, lo que podría prestarse a una prefabricación de pruebas”.

A pesar de estar a favor de la legalidad institucional, Rafael Núñez denunció que personal está siendo amedrentado y sujeto a una presión excesiva, desde los medios de comunicación.

Reveló que esto provocó que en estos últimos días, 30 funcionarios hayan presentado su renuncia al cargo, a pesar que ha demostrado integridad en su desempeño.

El edil petista expuso que ahora los trabajadores del Ayuntamiento se sienten al límite de su resistencia, pidiendo no laborar más para la administración municipal.

A esto agregó “la amenaza velada del Partido Acción Nacional (PAN) que ensombrece la vida laboral del todo el Ayuntamiento, que repercute en la debida atención ciudadana y crea un ambiente poco favorable para el desarrollo social, sano y en la vida cotidiana del municipio”.

Estos acontecimientos, sostuvo, sólo provocan rumores que responden a un acto netamente político, en alusión a su posible encarcelamiento.

“Hasta ahora, no compartimos la opinión de estos rumores que nublan nuestra convivencia social y ciudadana; sin embargo, quiero reafirmar mi compromiso con los texmeluquenses de terminar hasta el último día de nuestro mandato constitucional, trabajando por y para ustedes”, concluyo.

El pasado 2 de mayo, el gobierno del estado y el Ejercito Mexicano tomaron el control de la seguridad del municipio de San Martín Texmelucan, ante posibles nexos con bandas criminales dedicadas al robo de combustible de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Del cateo a la Comisaria Municipal fueron detenidos inicialmente 136 policías, de los cuales 109 agentes permanecen en el penal de Tepexi de Rodríguez, entre ellos el comisario y el director de Seguridad Pública.

Dos semanas después fueron aprehendidos, el director de Gobierno del Ayuntamiento, Marco Antonio Cruz Ávila y Sandra López Olvera, empleada del área de Seguridad Pública, quienes fueron detenidos por la Policía Ministerial, por conspiración y delitos cometidos contra la administración de justicia.

De acuerdo con el área de prensa del Ayuntamiento, la detención se realizó de manera ilegal, toda vez que los agentes estatales ingresaron al edificio público, sin presentar una orden de aprehensión contra el funcionario.