Irán y EU celebran la entrada en vigor del acuerdo nuclear

La república islámica podrá acceder a fondos por más de 100 mil millones de dólares

En vigor, el pacto nuclear entre potencias e Irán

Washington mantendrá sanciones a Teherán en respuesta a su programa de misiles balísticos


Afp, Dpa, Ap y Reuters
Periódico La Jornada
Lunes 18 de enero de 2016, p. 19
Washington.

Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Irán, Hasan Rohani, celebraron este domingo la entrada en vigor del histórico acuerdo nuclear con las grandes potencias, aunque nuevas sanciones decididas por Washington atemperaron el optimismo de los recientes días.

Obama se dirigió en un discurso a los iraníes, los llamó a crear nuevos lazos con el mundo y alabó el progreso histórico que suponía el acuerdo. Subrayó que el pacto cerró todas las vías a la república islámica para acceder a una bomba nuclear, y subrayó que un canje de prisioneros mostró lo que puede lograr una diplomacia estadunidensefuerte y firme.

Sostuvo que ahora la población iraní y su juventud tienen la oportunidad de crear un mundo más pacífico y seguro para futuras generaciones. Admitió que persisten diferendos entre los dos países y que se seguirán aplicando las sanciones impuestas a Irán por violaciones a los derechos humanos, apoyo al terrorismo y su programa de misiles balísticos.

Ante el Parlamento iraní, en Teherán, el presidente Hasan Rohani aseguró que tras la entrada en vigor del acuerdo nuclear y el levantamiento de sanciones internacionales, se abre una nueva página en las relaciones internacionales. Ahora el país podrá acceder a fondos por más de 100 mil millones de dólares que estaban congelados.

Los iraníes tendemos la mano al mundo en señal de paz y, dejando atrás hostilidades, sospechas y complots, abrimos una nueva página en las relaciones con el mundo, destacó Rohani. Reconoció que su país aún enfrenta oposición de Israel y algunos legisladores estadunidenses, así como de ciertos países belicistas de la región, en alusión a rivales del golfo Pérsico.

El acuerdo suscrito en julio se hizo oficial con el visto bueno de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), cuyo director Yukiya Amano viajaba este domingo a Teherán, y quien certificó que Irán había cumplido al garantizar la naturaleza estrictamente pacífica de su programa nuclear.

El secretario estadunidense de Estado, John Kerry, anunció que su país devolverá a Irán 400 millones de dólares de deuda y mil 300 millones en intereses, en cumplimiento del dictamen de un tribunal internacional, con independencia del levantamiento de las sanciones, ya que se remonta a antes de la revolución islámica, lo que dará a Teherán acceso a miles de millones de dólares en créditos.
El acuerdo, negociado por Irán con el grupo de potencias 5+1 (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia, China y Alemania), es considerado uno de los mayores éxitos de la política internacional de Obama y de su par, Rohani. Las sanciones fueron adoptadas por Estados Unidos al romper relaciones con Teherán en 1979, por la ONU en 2006 y por la Unión Europea en 2007 por el tema nuclear.

Simultáneamente, Teherán y Washington pactaron la liberación de los cuatro iraníes estadunidenses detenidos en Irán, entre ellos el periodista de The Washington Post, Jason Rezaian, a cambio de siete iraníes detenidos en Estados Unidos. Tres de esos ex prisioneros liberados llegaron este domingo de noche a una base estadunidense en Alemania, tras viajar desde Irán con una escala en Suiza.

En el vuelo viajaban el marine Amir Hekmati, el pastor Said Abdeini y el periodista Rezaian. Un cuarto liberado, Nosratollah Khosravi, no subió a la aeronave, según informaron The Washington Post y The New York Times, que citaron a funcionarios del gobierno estadunidense no identificados.

No obstante, Estados Unidos impuso este domingo sanciones a 11 entidades e individuos involucrados en el programa de misiles balísticos de Irán en respuesta a la prueba de estos proyectiles efectuada por Teherán, que se aplican independientemente del acuerdo nuclear, dijo Adam J. Szubin, a cargo de temas de terrorismo e irregularidades financieras para el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

El plan de misiles iraní representa una amenaza a la seguridad regional y global, y seguirá estando sujeto a las sanciones internacionales, sostuvo Szubin. Citó el apoyo de Irán al terrorismo, su fomento a la inestabilidad regional, violaciones a los derechos humanos y su programa de misiles balísticos.

En contraste, el Consejo de Seguridad de la ONU retiró este domingo al banco iraní Sepah y sus subsidiarias internacionales de la lista de entidades sancionadas tras la aprobación del acuerdo con Teherán sobre su programa nuclear.