Guerrero requiere seguridad en vez de retórica, dice Peña

Ofrece revertir la situación con apoyo de las fuerzas federales

Seguridad en Guerrero, uno de los mayores retos: Peña

El estado continúa entre los de mayor miseria en el país, acepta

Rosa Elvira Vargas
Enviada
Periódico La Jornada
Miércoles 13 de enero de 2016, p. 9
Acapulco, Gro.

En Guerrero, la asignatura de la seguridad representa uno de los mayores retos, admitió el presidente Enrique Peña Nieto. Ofreció revertir tal escenario con la participación de los cuerpos federales del orden y la realización de reuniones, al menos una vez al mes, del gabinete de seguridad con las autoridades locales para evaluar y definir estrategias para las distintas regiones de la entidad.


No queremos que sea señalado por los niveles de inseguridad y de violencia que lamentablemente lo han asolado en los últimos meses, en los últimos años, dijo el Presidente en su primera visita formal a la entidad tras el inicio de la gestión del nueva administración estatal.

Subrayó el pendiente del gobernador Héctor Astudillo para procurar seguridad a los guerrerenses. Desde el primer díatuvo usted aquí la presencia de los integrantes del gabinete de seguridad del gobierno de la República para significar el compromiso que hay para trabajar ante este gran desafío, le recordó.

La gira de poco más de dos horas a este puerto fue para evaluar el destino de los recursos aplicados al Plan Nuevo Guerrero, del cual se han erogado ya 35 mil 862 millones de pesos, de los 44 mil 819.9 millones aprobados.

Para Peña no se trató de un acto parala retórica, el discurso o palabras bonitas, sino para destacar el avance de la inversión. Y puso de ejemplo: mil 35 caminos rurales reconstruidos, 128 puentes, 10 plataformas de gran dimensión, 445 obras de agua potable y ampliación de los programas de la Cruzada contra el Hambre.

Guerrero, insistió, no debe estar marcado por su condición de rezago, pues aunque ha logrado disminuir de forma sensible sus condiciones de pobreza, todavía está entre las entidades del país donde hay mayor miseria.

Astudillo resumió las condiciones de la entidad hace 77 días: deterioro institucional, un gobierno casi inexistente, donde cualquier asunto se convertía en conflicto; quebranto de las finanzas públicas y la presencia de altos índices de violencia que nos han colocado reiteradamente en notas nacionales.

Su principal interés en este lapso, indicó, ha sido propiciar que el gobierno exista. Cuando apenas ayer se reportó el secuestro de cinco maestros de secundaria en la zona de Tierra Caliente, Astudillo Flores expuso: frente a nuestros problemas, yo mismo me he preguntado cómo estaríamos en el estado si no se hicieran todas las cosas que todos los días se hacen para enfrentar los problemas que hemos tenido de inseguridad y de violencia. La respuesta la tengo: seguramente Guerrero estaría siendo una entidad inhabitable e intransitable. Incluso, felicitó al presidente Peña por la reaprehensión de Joaquín El Chapo Guzmán.

El mandatario entregó apoyos de los programas sociales, y aunque el acto tuvo lugar en las instalaciones del Foro Mundo Imperial, develó la placa de la modernización y amplicación de la carretera Mozimba-Pie de la Cuesta, con una longitud de 7 kilómetros y un costo de 600 millones de pesos. Nely Mejía, empresaria de restaurantes, la ubicó como fundamental para el resurgimiento del turismo en esa emblemática zona del puerto.

Los secretarios de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, y de Desarrollo social, José Antonio Meade, expusieron la aplicación de los fondos del plan y las obras por concluir.

Aquí también se firmó el convenio Guerrero Próspero e Incluyente. El mandatario se llamó aliado de la entidad y comentó haber recibido aquí 2016, donde, dijo, recogió muestras de gratitud a la obra del gobierno federal en carteles y mensajes.

Al llegar a la capital del país, el Presidente hizo una rápida visita al hangar donde se guardará el nuevo avión presidencial José Ma. Morelos.