González Anaya: recobró el IMSS su salud financiera

Este año el déficit financiero bajará de $25 mil millones a 10 mil millones: González Anaya

Está garantizada la viabilidad económica del IMSS en el sexenio

El reto es que se refleje en mejores servicios, dice al Presidente el director del instituto

Ángeles Cruz y Rosa E. Vargas
Periódico La Jornada
Jueves 22 de octubre de 2015, p. 37

La viabilidad financiera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)está garantizada durante esta administración, aseguró el director general del organismo, José Antonio González Anaya.


Algo que parecía imposible en el pasado reciente: abatir el déficit financiero del organismo, se logró, y para finales de 2015 estará cercano a 10 mil millones de pesos, es decir, la tercera parte del monto reportado en 2012, dijo.

Señaló que las acciones emprendidas por la dirección general para mejorar la eficiencia en el uso de los recursos económicos en las diferentes áreas permitieron revertir la tendencia que desde hace varios años auguraba que en 2015 se agotarían las reservas financieras, con lo que no habría dinero para que el instituto cumpliera sus obligaciones.

González Anaya presentó ayer su informe de labores durante la 106 asamblea general del Seguro Social. Ante el presidente Enrique Peña Nieto y los integrantes del consejo técnico del IMSS, señaló que de 25 mil millones de pesos que representaba el déficit en 2012, para 2015 estará cercano a 10 mil millones.

“Con orgullo colectivo le informo –dijo al titular del Ejecutivo– que la viabilidad financiera del instituto está garantizada en su administración. Pero también le informo con humildad que falta mucho por hacer, que el horizonte financiero del IMSS va más allá”. El reto, agregó, es que el saneamiento financiero se refleje en más y mejores servicios para los derechohabientes.

No comentó más sobre medidas que deberían tomarse en los años posteriores a este sexenio, salvo seguir trabajando para ir avanzando. Del punto de inflexión en que se encontraba el Seguro Social hace un año, hoy estamos contentos porque las reservas con que cuenta garantizan su operación.

Asegurado, el pago de pensiones

En breve entrevista al término de la asamblea, el funcionario puntualizó que también existen los recursos que aseguran el pago de pensiones de sus trabajadores.

Durante su mensaje en el auditorio de la unidad de congresos del Centro Médico Nacional Siglo XXI, adonde también acudieron miembros del gabinete, así como los ex directores del IMSS Genaro Borrego Estrada y Emilio Gamboa Patrón, González Anaya hizo un reconocimiento a Juan Moisés Calleja por la labor que durante 21 años ha desempeñado como secretario general.

Dijo que para el IMSS no hay soluciones fáciles, y las prioridades se centran en mejorar la calidad y calidez de los servicios a los derechohabientes y sanear financieramente a la institución.Lo estamos logrando sin recorte de personal, de insumos ni de servicios, afirmó.

Además de las medidas adoptadas en las diferentes áreas para mejorar la eficiencia en el uso de los recursos, resaltó que el IMSS-Prospera logró la reducción de la mortalidad materna y alcanzó la meta del Milenio, al pasar de 37 a 22 fallecimientos de mujeres por cada 100 mil nacidos vivos, lo que para el Sistema Nacional de Salud sigue siendo un objetivo sin cumplir.

Ante el incremento en el número de afiliados al instituto, que González Anaya consideró efecto de las reformas estructurales, en los próximos años se construirá una nueva unidad de medicina familiar en cada estado de la República,a menor costo pero con la misma funcionalidad y calidad médica. También, dijo, se edificarán cinco hospitales y hay proyectos para siete más.

En representación del sector patronal, Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), señaló que persisten los retos por el incremento de enfermedades crónicas, así como el aumento del pasivo laboral, que tiene un valor presente de 2.8 billones de pesos, es decir, 15 por ciento del producto interno bruto.

Propuso la creación de un grupo de alto nivel en el que participen organizaciones empresariales y obreras, la academia, legisladores y el gobierno, entre otros, para encontrar alternativas y soluciones viables para el IMSS.

Por el sector obrero, José Luis Carazo reconoció que falta mucho por hacer, aunque ahora en una nueva faceta institucional que ha sido posible con el esfuerzo de los 430 mil trabajadores del instituto.