La tragedia coincide con la visita a Francia de los reyes de España

Redacción Público

Público (España)

Martes 24 de marzo de 2015


PARÍS / MADRID.- El presidente francés, François Hollande, ha calificado de “tragedia” el accidente de un avión de Germanwings que volaba entre Barcelona y Dusseldorf y que se ha estrellado en los Alpes franceses y ha considerado que los más probable es que no haya “ningún superviviente”, extremo que han confirmado las autoridades aéreas francesas.

En una breve comparecencia en el Elíseo, ha indicado que va a hablar con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el rey Felipe VI, “que nos visita hoy”. “Quiero expresar a las familias de las víctimas toda mi solidaridad”, ha añadido.

Según ha explicado, “había 148 personas a bordo”, 142 pasajeros, dos pilotos y cuatro azafatos. “Las condiciones del accidente, que todavía no han sido determinadas con precisión, hacen pensar queno habría supervivientes”, ha afirmado, aclarando que por el momento “no conocemos la identidad de las víctimas” si bien “es probable que haya muchas víctimas alemanas”.

“Es un luto que debemos soportar, ya que es una tragedia que se ha producido en nuestro suelo”, ha manifestado el mandatario, incidiendo en que también falta por ver si podría haber más afectados por el accidente, ya que se ha producido “en una zona de difícil acceso”. “No sé si hay viviendas afectadas, lo sabremos en las próximas horas”, ha agregado.

El vuelo 4U9525, de la compañía Germanwings, ha despegado esta mañana de Barcelona y se dirigía a Dusseldorf. El aparato, un Airbus A320, ha desaparecido de los radares en la región de Alpes de Alta Provenza y se ha estrellado cerca de la localidad de Barcelonnette.

De acuerdo con esta radio, dos helicópteros de la Gendarmería han confirmado a la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) que han localizado el aparato cerca de Prads-Haute-Bléone, entre Digne-les-Bains y Barcelonnette.  “El vuelo lanzó una llamada de socorro a las 10.47 hora local (09.47 GMT) en descenso a una altura de 5.000 pies (1.524 metros) en las proximidades de Barcelonette, en los Alpes de Haute Provence”, señaló el organismo en un comunicado.

Innacesiblidad por carretera

El secretario de Estado de Transporte francés, Alain Vidalies, ha indicado que el avión se ha estrellado en una zona montañosa de imposible acceso por carretera y ha precisado que los restos del aparato han sido localizados y hay cuerpos alrededor.

“Este avión se ha estrellado cerca de la comuna de Prads”, en la región de Alpes de Alta Provenza, ha indicado. Según el secretario de Transporte, “el avión ha sido localizado” y se encuentra “en un lugar inaccesible por carretera”.

“Los equipos de rescate están en marcha para llegar al lugar en el que el avión se ha estrellado, en el macizo de Estrop”, ha explicado. “Nadie ha podido llegar hasta el avión por el momento” sino que“el sobrevuelo en helicóptero ha permitido ver el fuselaje y algunos cuerpos alrededor”, ha añadido.

El secretario de Transportes tiene previsto trasladarse hasta el lugar del siniestro al igual que el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, y la ministra de Ecología, Ségolène Royal.

Suspendida la huelga de controladores

El principal sindicato de los controladores aéreos franceses, SNCTA, que había convocado una huelga entre los próximos 25 y 27 de marzo, decidió hoy suspender su protesta. “En estas circunstancias dramáticas y teniendo en cuenta el impacto que este accidente provoca, principalmente en los controladores aéreos, el SNCTA ha decidido suspender su convocatoria de huelga”, indicó la organización en un comunicado.

Alemania abre una línea de comunicación

El ministerio alemán Asuntos Exteriores ha abierto una línea de información telefónica -0049 30 5000 3000- para los posibles afectados por el accidente. El titular del ministerio, Frank-Walter Steinmeier, informó asimismo de que está en contacto directo con las autoridades francesas para tratar de esclarecer lo ocurrido.

El ministro rehuyó dar cualquier tipo de información acerca del número de los pasajeros alemanes que viajaban en el avión, a la espera de poder datos concretos sobre éstos. “En estos momentos, nuestros pensamientos están con todos aquellos que temen tener a los suyos entre los pasajeros o los miembros de la tripulación”, afirmó Steinmeier.

Airbus y Germanwings, a la espera

Por su parte, el fabricante aeronáutico Airbus, constructor del aparato A320 está “evaluando la situación”. “Estamos atentos y evaluando la situación”, declaró a Efe un portavoz de Airbus, quien agregó que el grupo espera tener más información a lo largo de la jornada.

Mientras, la compañía Germanwings ha asegurado a través de su cuenta de Twitter que irá actualizando la información en su web y que los usuarios estén pendientes de dichas actualizaciones. “En cuanto tengamos una información definitiva, informaremos a los medios inmediatamente”, reza otro tuit de la compañía.

Visita de los reyes a París

El accidente ha marcado el arranque de la visita de Estado a Francia de los Reyes de España, que han conocido la noticia a su llegada a la capital francesa. Tras aterrizar en el aeropuerto de París-Orly, Felipe VI y su esposa se dirigieron al Hôtel des Invalides para la ceremonia de recibimiento oficial al jefe del Estado español, la cual se retrasó mientras las autoridades recaban información sobre el siniestro.

El primer ministro Manuel Valls, encargado de recibir a los Reyes en el Hôtel des Invalides, acompañó al monarcapor el patio de honor del palacio, hasta que se situaron ante la banda de música que interpretó los himnos nacionales español y francés.

Mientras, la reina permaneció junto a las autoridades y el ministro español de Asuntos Exteriores, Javier García-Margallo, a un costado del recinto, y una vez que el Rey y Valls pasaron revista a las tropas, se sumó a ambos para presenciar un desfile de unidades de la Guardia Republicana, la Armada, y los Ejércitos de Tierra y Aire.

A falta de conocer detalles sobre el siniestro del avión que efectuaba un trayecto entre Barcelona y Dusseldorf, fuentes de la Casa Real explicaron que se esperaba a disponer de más información para saber en qué medida afectará a la visita de Estado, la primera del reinado de Felipe VI. Tras el recibimiento por parte del primer ministro, los reyes han mantenido un encuentro con el presidente François Hollande en el Palacio del Elíseo.