/home/admin/domains/lajornadadeoriente.com.mx/public_html/templates/movil/header.php

» Puebla » Sección » Cultura

Con la presencia de ex braceros, proyectaron el documental Bracero en Capilla del Arte

Por : Paula Carrizosa

2012-05-21 04:00:00

 

La historia de los braceros, aquellos hombres que viajaron hacia Estados Unidos de 1942 a 1964 para laborar en los campos, los mismos que actualmente buscan el pago del fondo de ahorro que les corresponde por su trabajo legal, fue retratada por Javier Flores y Alejandro Sosa, egresados de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) en el documental Bracero.

“Es una narración de la injusticia social”, afirmó Alejandro Sosa en una entrevista realizada minutos antes de recibir a un centenar de ex braceros, con quienes compartió este documental en la Capilla del Arte de la UDLAP.

A lo largo de 60 minutos, explicó el realizador, el documental recupera los testimonios de braceros, viudas e hijos de estos trabajadores oriundos de Tlaxcala, estado de México, Distrito Federal, Michoacán, Hidalgo y Guerrero.

El proyecto nació como un ejercicio que Sosa y Flores realizaron como estudiantes de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la UDLAP, y se afianzó con las marchas que en 2005 realizaron cientos de braceros en la Ciudad de México para exigir el pago de 10 por ciento del Fondo de ahorro que se gestó tras este acuerdo binacional.

“Para 2006 la movilización estaba en medio de un boom mediático, y este documental se alzó como la voz de los que no tenían voz, con el afán de registrar un movimiento que no tenía una solución real”, señaló Alejandro Sosa.

Recordó que el entonces presidente Vicente Fox dio “una aparente solución” a la protesta, poniendo trabas y requisitos que eran imposibles de cumplir para hombres que pasaban los 60 años de edad, muchos de ellos analfabetas y para quienes representaba un gasto excesivo trasladarse a las capitales de sus estados para iniciar los trámites, que les llevarían a obtener unos tres mil 600 pesos por sus años de trabajo.

“Felipe Calderón tomó esta bandera como parte de su campaña, y también le dio ese aspecto irreal”, señaló el director.

Para Alejandro Sosa, los más de cinco millones de hombres que trabajaron en los campos forjaron la historia de Estados Unidos, un país que debido a su participación en la Segunda Guerra Mundial necesitaba de mano de obra mexicana para sostener sus campos, su economía y el ferrocarril.

“Los braceros éramos los brazos que necesitaban los gringos, porque no había gente que levantaran sus campos, nosotros somos los que fuimos a sufrir y por ello ahora seguimos luchando”, señaló uno de los entrevistados.

Además de los testimonios, el filme integra algunas fotografías inéditas del Archivo Casasola que dejan ver el maltrato, la violación y el abuso de los contratistas sobre los labriegos mexicanos.

Destaca que la proyección fue solicitada por el grupo Alianza Braceroproa, a través de su coordinadora en Puebla, María Luisa Garduño –hija de un ex bracero ya fallecido. Dicha organización está integrada por ex trabajadores que viajan por todo el país para informarse sobre los avances de su caso, esperando cobrar el dinero que les corresponde de este fondo de jubilación.

El trabajo de Flores y Sosa seguirá proyectándose como parte de la muestra Migración: El Otro 5 de mayo, que estará hasta el 29 de julio en la 2 Norte número 6.

Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2012.
Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.