Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Tlaxcala » Sección » Cultura

Verónica escribe la historia del Teatro Xicohténcatl

Por : José Carlos Avendaño

2012-11-09 04:00:00

El Teatro Xicohténcatl es un bello inmueble que
entró en funcionamiento en 1873 y es considerado
como uno de los más importantes foros artísticos
del estado

Aunque es considerado como una joya arquitectónica del siglo XIX y en su interior guarda miles de historias, de manera sorprendente no hay crónicas que hablen de manera amplia sobre la historia del Teatro Xicohténcatl de la capital.

Por ello, la dramaturga Verónica Maldonado Carrasco, autora de las obras El Yeitotol y Valentina y la sombra del diablo, desarrolla un proyecto en el que escribe historias del Teatro Xicohténcatl para montarla en una obra teatral.

Este trabajo lo realiza Verónica a invitación del director de teatro francés, Arnod Champetiet, por una convocatoria de la Alianza Francesa de Tlaxcala y del Instituto Tlaxcalteca de Cultura (ITC).

“El objetivo es hablar sobre el Teatro Xicohténcatl, que es un espacio pequeñito y lleno de historia, pero extraordinariamente no hay nada escrito sobre él, no hay crónicas, sólo algunas hojas sueltas por ahí de alguien que refiere algo, pero no hay nada del Teatro Xicohténcatl que es un espacio con tanta historia y vida”.

El Teatro Xicohténcatl es un bello inmueble que entró en funcionamiento en 1873 y está considerado como uno de los más importantes foros artísticos del estado; su fachada, que originalmente era lisa, fue cubierta en 1923  y 1945 con cantera labrada de Xaltocan y muestra un estilo neoclásico.

Sus ventanas enmarcadas por 12 columnas adosadas y los elementos estilo francés son muy atractivos. Entre sus elementos más llamativos se encuentra el plafón decorado de pintura en la que se representa a las musas de las bellas artes, enmarcadas por un paisaje típico tlaxcalteca, obra de John Fulton pintada al estilo del art nouveau.

Por eso, Verónica asienta que si la historia no le ha hecho justicia a este espacio, “nosotros, a través de este trabajo, vamos a hacer que al teatro se le rinda un homenaje”.

Adelanta que el texto que escribe se enfoca en quienes hicieron vivir este espacio, pues la idea es que cuenten lo que ha sido este teatro en sus más de 150 años de vida, ya que “ha sido un palenque, una sala de cine, un ring de box, un refugio de pasiones, en fin, el objetivo es que partiendo de toda esa historia se cuente algo que sea entrañable, divertido y  gozoso”.

Verónica ya casi terminó de escribir la obra, la cual aún no tiene un nombre definido, pero de manera preliminar la denomina “Un teatro Xico” y como se prevé estrenar hasta finales de enero de 2013, porque actualmente se llevan a cabo trabajos de remodelación en el inmueble, no se ha definido el título.

Desde hace cuatro meses Verónica inició la recopilación del material con el cual escribe la obra. “He venido de manera periódica a Tlaxcala para trabajar con los creadores del estado a fin de que sea un trabajo conjunto. El proyecto está prácticamente terminado, la cita de arranque de los ensayos es en noviembre”.

Anota que la labor del teatro no es hacer historia, sino tener un punto de vista y hacer metáfora con esa historia, pero por la ausencia de información sobre este edificio, “nos fuimos con lo que teníamos, con las historias de otros teatros que terminan siendo un tanto similares. Un teatro en los tiempos de la Revolución, un teatro de Puebla y uno de Tlaxcala, pasaron por lo mismo, por estar cerrados y por de repente ser bodegas, entonces decidimos armar la historia con lo que teníamos del Teatro Xicohténcatl y con lo que había de otros teatros de la época”.

El aderezo de este trabajo es que se crean personajes que pudieron habitar el teatro, “esos fantasmas que viven en los teatros, con esas historias de lo que fue el teatro, hay que armar algo que no sólo cuente la historia del Teatro Xicohténcatl, sino de los edificios teatrales”.

La idea fue convocar al mayor número de creadores tlaxcaltecas para que se involucraran y se sintieran parte de este proyecto, por eso desde el principio la dramaturgia estuvo planteada así en esta obra.

“Vamos a ver con cuantos actores nos quedamos y en esa medida crearemos el texto para que todos tengan participación, hasta ahora  quedan 14 personajes emblemáticos del teatro, como son: el técnico, la persona que cuida el teatro  que luego son personas que quedan al margen porque siempre se  piensa en los actores, el director, el dramaturgo y público, pero no al señor que acomoda al público, el que da los boletos y el que está echando las luces, siempre son las sombras a las que se les aplaude y nunca se les ve el rostro”.

Verónica asegura que los teatros son refugio de leyendas, de anécdotas, de fantasmas y con eso juega en la obra, pero insiste que no puede adelantar más del proyecto.

Share
 
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.