Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Tlaxcala » Sección » Editorial

Los tarahumaras y la extrema pobreza

2012-01-20 04:00:00

Momentos como los actuales, ante la noticia de la desesperada situación de los tarahumaras o rarámuris, obligan a recordar lo sostenido por el sacerdote francés Joseph Wresinski que decía: “Allí donde hay hombres condenados a vivir en la miseria, los derechos humanos son violados. Unirse para hacerlos respetar es un deber sagrado”.

No olvidemos que la pobreza no es una causa sino el resultado de un modelo económico y social que en su aplicación ha excluido a sectores de la sociedad de bienes y derechos que se consideran fundamentales para la existencia como son el agua, el alimento, la  salud, el empleo y la educación.

Sin embargo hay más que eso, la pobreza significa una violación permanente de los derechos humanos e impide que las personas puedan asumir responsabilidades que logren sacarlos adelante.

La extrema pobreza, en su persistencia, afecta en todos los niveles al ser humano, no sólo en el aspecto económico sino que genera graves repercusiones en los ámbitos tanto interno como externo del individuo, ya que la falta de oportunidades impacta el ánimo de quienes la padecen y causa daños psicológicos, morales y sociales.

Los mexicanos hemos sido testigos de que la gran desigualdad ha dañado a todas las capas de la sociedad, a unos los ha llevado a tal grado de insensibilidad que hoy “no ven y no oyen” a los sectores más desfavorecidos, a otros les ha generado tal resentimiento que han encontrado en la criminalidad, no sólo un medio para obtener bienes, sino incluso una especie de venganza.

El crecimiento de la pobreza en nuestro país es muestra clara que el asistencialismo no es parte de la solución, simplemente ha sido un paliativo. Cualquier intento en ese sentido requiere de estudios y procesos complejos que logren dimensionar el problema y así plantear soluciones dentro de las cuales la alimentación, la salud, el empleo y la educación deben ser las piedras angulares de las que parta cualquier reforma.

La respuesta solidaria del pueblo mexicano ante el problema que viven en la sierra Tarahumara como siempre no se ha hecho esperar, pero no es suficiente y ellos no son los únicos, en Guerrero, Chiapas o Oaxaca las condiciones no son mejores y la tragedia es un asunto recurrente porque los programas sociales que existen han sido insuficientes y poco eficientes.

Somos conscientes de que el combate a la pobreza no es un asunto sencillo, requiere cambios profundos que abarquen a todos los sectores, que generen conciencia y que comprometan a unos y a otros.

Son impostergables reformas de largo aliento que atiendan el problema de fondo, que se traduzcan en políticas públicas que impulsen el desarrollo político, económico, social y cultural,sólo así podremos construir un verdadero futuro para las próximas generaciones.

Share
 
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.