Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Sección » Cultura

Recibe la UDLAP la obra plástica de Faustino Salazar, el "retratista de Puebla"

Por : Paula Carrizosa

2012-04-20 04:00:00

El Centro Interactivo de Recursos de Información
y Aprendizaje de esta institución recibió una
colección de piezas que fueron prestadas por Rosa
Álvarez, quien fuera alumna y esposa del pintor
poblano

 

Este jueves, en el edificio CIRIA de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), se inauguró una exposición en homenaje a quien fuera considerado como “el retratista de Puebla”, el artista Faustino Salazar (1912–2000).

Para conmemorar los 100 años de su nacimiento, el Centro Interactivo de Recursos de Información y Aprendizaje de esta institución recibió una colección de piezas que fueron prestadas por Rosa Álvarez, quien fuera alumna y esposa del pintor poblano.

Luego de que Álvarez llamara a las universidades locales para que por una semana exhibieran algunas piezas que se resguardan en el estudio personal del artista; una de las primeras en atender la iniciativa fue Marie France Desdier, coordinadora de Patrimonio Artístico de la UDLAP.

Personalmente eligió la pieza “Abarabas”, en la que se muestra a un grupo de personas que con las manos levantadas y las bocas abiertas pide a gritos la justicia. “Esta pieza es tan contemporánea que a pesar de haber sido pintada en 1978 luce como si hubiera sido hecha el año pasado. Plásticamente se nota la maestría y la técnica de su autor”, indicó Desdier, quien precisó que en 1989 Faustino Salazar recibió un homenaje la UDLAP.

“Es una crítica, una forma de representar lo que sucede actualmente”, explicó en una anterior entrevista Rosa Álvarez y consideró que en eso México no cambia. “Es una masa que no piensa. Ahora nos hablan de democracia, y lo que concebimos como tal es a un copetón al que seguimos porque sale en la tele”, acotó.

Faustino Salazar pensaba “que el Renacimiento era la base del arte”, y un ejemplo de ello es el fresco La materia venciendo al espíritu, en que un hombre fuerte trata de romper las paredes de piedra.

Parte esencial de su trabajo fue la disciplina, ya que se regía por una idea: “no hagas que haces, sino haz; estudia y profundiza en las cosas que quieres decir”.

Una de los temas recurrentes en su pintura fue la Revolución Mexicana, ya que había sido “un creyente de la Revolución”, aunque estaba decepcionado, ya que sabía que de nada había servido ese movimiento, pues 100 años después el pueblo seguía teniendo hambre.

Entre sus autorretratos destacan dos obras: El adiós y El último Ícaro. En la primera Faustino Salazar yace muerto mientras sus amigos, de espaldas, caminan alejándose de su tumba. Mientras que el otro lo hizo poco antes de morir siguiendo la mitología griega que indica que Ícaro –el hijo de Dédalo– voló peligrosamente hacia el sol y se acercó tanto que el astro derritió la cera que mantenía unidas las plumas de sus alas, por lo que cayó estrepitosamente al mar y murió.

Share
 
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.