Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Sección » Cultura

Realizó el pintor Antonio Álvarez Morán un mural sobre la batalla del 5 de mayo

Por : Paula Carrizosa

2012-05-02 04:00:00

El mural de Antonio Álvare

Montado en un caballo que recorre el cerro Acueyametepec aparece un soldado del Ejército de Oriente llamado Antonio Álvarez, que pelea contra los zuavos y los militares franceses en la batalla del 5 de mayo de 1862. Esta escena es una de las que integran el Mural del Cinco de Mayo, que fue hecho por el pintor Antonio Álvarez Morán y que desde este miércoles adornará las paredes del restaurante El Mural.

En una entrevista, el pintor habló sobre el proceso de elaboración de esta pieza de 1.75 metros de altura por 3.90 metros de ancho, que comenzó desde 2011 con el patrocinio de Juan Cue Morán y que se convierte en la única propuesta artística independiente para conmemorar el 150 aniversario de la gesta.

El mural de Antonio Álvarez tiene como figura central a Ignacio Zaragoza, quien sostiene su espada a la manera en que aparece retratado en un cuadro que está en el Museo del Alfeñique, y que destaca porque el personaje descansa sobre un mueble de color verde en el que se nota una “mesa de patas de vaca” y que según las historias populares, fue la misma que utilizó el militar y que ahora está arrumbada en la iglesia de Los Remedios.

A este personaje, se suman las figuras de Benito Juárez, Napoléon III, el general Lorencez James Monroe, quien en 1823 había proclamado su famosa doctrina “América para los americanos”. 

Junto a estas figuras históricas aparece el rostro del señor de la bala que está en la iglesia de Los Remedios y que según las fuentes, tiene un hueco en su mejilla a causa de una bala soltada por un francés aquel 5 de mayo. También está Tláloc, el dios mexica de la lluvia que ayudó en la defensa de los fuertes “gracias al tremendo aguacero que mandó” y abajo, una pequeña rana que emula al significado del cerro “en el que abundan los magueyes y las ranas”.

Para representar la escena de la batalla, ahí donde pelean los mexicanos, los indígenas, los franceses y los zuavos, Antonio Álvarez Morán eligió un tono monocromático, ya que “no hay que olvidar que se trató de una guerra donde se derramó sangre y murieron muchos hombres, y que eso no es algo festivo”.

Entre la masa de soldados destacó a los generales Miguel Negrete, a Porfirio Díaz y a Felipe Berriozábal, y en particular a Antonio Álvarez, un soldado del que no hay una representación gráfica y que sirvió como un pequeño autorretrato del pintor.

Al otro lado está Napoleón III y detrás de él, un retrato del general Lorencez que aparece tirado y roto; el general Primm que firmó el Tratado de la Soledad, el rostro del poeta francés Victor Hugo, quien dedica un par de cartas de solidaridad al pueblo mexicano, y el monumento que actualmente está en el Panteón Francés, en el que se representa la amistad de mexicanos y franceses.

En el extremo izquierdo, el espectador notará tres jinetes que ondean los lábaros de México y Estados Unidos como símbolo de lo que actualmente representa el 5 de mayo en los latinos que viven en aquel país; luego una representación de una de las jóvenes que desfilan el 5 de mayo por las calles de Puebla, y al final, el conjunto de la Tropa Loca, famosos por interpretar una canción alusiva al 5 de mayo, que se complementa con una mujer rubia que sostiene una cerveza de marca mexicana.

“Esta obra nos permite en una sola mirada observar, conocer, reflexionar e indagar a los personajes y los hechos que han formado la memoria colectiva en torno a este importante hecho histórico”, escribió Fabián Valdivia Pérez para la develación del mural que será este miércoles a las 19 horas en el restaurante ubicado en la 16 de septiembre 506.

Share
 
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.