Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Sección » Cultura

Nube negra es un discurso crítico de la realidad vista desde el arte: Arturo Hernández

Por : Paula Carrizosa

2012-02-02 04:00:00

Nube negra: economía suspendida estará expuesta
a partir de hoy y hasta el 15 de abril en en la
Capilla del Arte de la Universidad de las
Américas Puebla

 

Nube negra: economía suspendida, expresó el artista Arturo Hernández Alcázar, es una pieza que no tiene la idea de representar o ilustrar la realidad desde el punto de vista occidental, sino que se acerca críticamente, desde la posición del arte, al engranaje social.

Dicha pieza ocupa la parte central de la exposición que abrió este miércoles en la Capilla del Arte de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), y al contrario del tratamiento que se le dio en el Museo Amparo, en donde aparecía suspendida en el patio geométrico del recinto; en este ejercicio curatorial de Gustavo Ramírez se mostró al ras del suelo como ejemplo de que el “arte contemporáneo muta y es cambiante”.

Al respecto, Arturo Hernández acotó que uno de sus intereses al crear esta instalación era precisamente ese: que la obra “mutara” y fuera capaz de dialogar con el entorno y el espacio, como contraposición de la “obra funcional”, aquella que se desempaca, se cuelga y que resulta ideal en el mercado.

En cambio, Nube negra rompe con ese circuito de valores económicos y vuelca su calidad al ámbito “inasequible”, al presentar 597 piezas que el artista “coleccionó” durante 2010. Incluso, algunas de ellas fueron recogidas tras la explosión del gasoducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el municipio de San Martín Texmelucan, ocurrido el 19 de diciembre de ese año.

“Fue acercarme de otra forma. Fue como un peritaje, como deambular entre las ruinas. Fue una selección de materiales en su último estado de vida útil, en su última forma que me interesó como vestigio de un sistema que colapsa”, enfatizó el creador.

Todos esos objetos fueron pintados de color negro. La razón, explicó Hernández Alcázar en una entrevista, es que para él “ennegrecer es cancelar” y además, la teoría del color indica que el negro resulta de la saturación de los colores.

“Fui convirtiendo las cosas, saturándolas de color como sucede con el capitalismo salvaje, que hace que el sistema se cancele así mismo por saturación”, acotó el artista. Por ello, continúo, la pieza simboliza un “juego”, un diálogo  y no una dictaminación, una oportunidad para articular un discurso crítico desde la visión estética del arte.

La instalación de Nube negra en la Capilla del Arte reafirma ese diálogo, y lo hace a través de la “convivencia” con otras piezas de arte contemporáneo que pertenecen a la Colección de arte UDLAP, y que fueron seleccionadas por el curador Gustavo Ramírez.

En su oportunidad, Ramírez aclaró que el discurso planteado en esta exposición, no sólo persigue la línea cromática propuesta por Arturo Hernández, sino su eje social y de denuncia.

Éste, agregó, se complementa con su anterior proyecto Desvelar–Desenterrar–Desocultar, en el que se planteó descubrir las historias que se tejen en las ciudades, en especial aquellas que “no aparecen en las guías turísticas y es preferible ignorarlas”. En este ejercicio, entonces, decidió sacar a la luz los motivos personales de los artistas.

Así, eligió una pintura de la serie No más morrocollas, de Sergio González Angulo; una fotografía de Mónica Castello, el Paisaje con cáncer, de Carlos Arias,  y un conjunto de piezas de talavera negra de Jan Hendrix.

Completó con un par de paisajes hechos con “humo negro sobre papel” de Alejandro Osorio, los objetos “original y copia” de Alberto Ibáñez, una pintura del español Víctor Solana, una caja negra de la serie “Box” de Humberto Chávez, y un Cadáver exquisito, de José Lazcarro, que muestra un esqueleto de animal recubierto con grafito y que constituye la más reciente pieza del artista poblano.

Nube negra: economía suspendida estará expuesta a partir de hoy y hasta el 15 de abril en este espacio cultural ubicado en la 2 Norte número 6, en el Centro Histórico de la ciudad.

 

Papalotes negros, la nueva pieza de París

 

Nube negra, fue una de las piezas que formaron parte de la exposición Resisting de Present, que hasta hace unos días se exhibió en el Museo Amparo y que ahora, como parte del trabajo conjunto con el Museo de Arte Moderno de París, se exhibirá en la capital francesa.

Ante la decisión de que Nube negra se mostraría en la Capilla del Arte, Arturo Hernández propuso un nuevo proyecto para París. Se trata de Papalotes negros, ave de mal agüero, una pieza que conjunta 300 papalotes que se anclan al suelo por medio de piedras.

Este proyecto inició en 2010 como resultado de la reflexión sobre la conmemoración del bicentenario de la Independencia que se celebró ese año. La primera acción fue el 1 de enero, en franca alusión a un aniversario más del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Luego, el ejercicio se fortaleció ante la “historia recuperada” por el artista, que cuenta que “años posteriores a la Independencia del país y a la persecución que vivían los liberarles, las pulquerías de la Ciudad de México se convirtieron en los lugares de concentración y estrategia”.

Esos espacios “aislados y ocultos”, expuso Hernández, habían sido nombrados como los sitios ganados por los liberales, quienes como forma de comunicación, elevaban papalotes y los quemaban en señal de reunión.

Así, los Papalotes negros del artista son un acto anti celebratorio de la Independencia, y recuerdan “las verdaderas revoluciones”. Dicha idea, acotó, se refuerza con el uso de las piedras, las cuales representan a las “armas” que suelen usar las revueltas populares –incluso como ocurrió en la pasada “Primavera egipcia”–, y que contrastan con las armas de alta tecnología y poder que usan, por ejemplo, los miembros del narco mexicano.

Share
 
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.