Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Sección » Cuitlatlán

Néstor Gordillo lleva cuatro semanas perdiendo en los sondeos del PAN

Por : Fermín Alejandro García

2012-05-09 04:00:00

En las encuestas que se leen y se mandan a elaborar en el PAN, los resultados arrojan una situación compleja y altamente reñida en la capital del estado en donde habría un empate técnico entre Acción Nacional y el PRI. Sólo con la peculiaridad de que, desde hace cuatro semanas, en todos los sondeos está saliendo derrotado Néstor Gordillo Morales, el abanderado albiazul del distrito XII y el principal candidato del grupo político del gobernador Rafael Moreno Valle.

Una segunda sorpresa es que en esas mismas encuestas el ex alcalde de la ciudad de Puebla y candidato priista por el distrito VI, Enrique Doger Guerrero, obtiene un resultado en el cual si esta semana fueran las elecciones sería derrotado por el panista Enrique Guevara Montiel, quien pertenece al grupo del actual edil capitalino Eduardo Rivera Pérez.

Es decir, de acuerdo con esos estudios –confiados a este tecleador por una fuente confiable– los dos candidatos que al inicio del proceso electoral parecía que iban a ser los punteros del PAN y el PRI, Néstor Gordillo Morales y Enrique Doger Guerrero, respectivamente, están metidos en problemas y sus campañas –por ahora– estarían  caminando directo al fracaso.

Dicho comportamiento también ofrece la lectura de que están resultando más efectivos y eficientes los apoyos que brinda el grupo de Eduardo Rivera Pérez a los candidatos del albiazul, que los ofrecidos por la corriente del gobernador Rafael Moreno Valle.

En otro distrito que hay sorpresas es en el XI, donde el PAN postuló a Marisa Ortiz Mantilla, quien parecía ser una candidata fuerte por tener el doble respaldo del grupo de Eduardo Rivera Pérez y de miembros del gobierno del estado, toda vez que ahí labora su esposo Fernando López Rojas y porque pertenece a una de las principales familias de El Yunque y es una panista con una larga trayectoria, que conoce la capital y maneja una importante estructura electoral.

Sin embargo, todos esos apoyos no le alcanzan lo suficiente a Marisa Ortiz, y pese a todo el respaldo con el que cuenta, por un reducido margen, está siendo rebasada por la candidata del PRI Nancy de la Sierra Arámburo.

El comportamiento de las preferencias electorales en el distrito XI parece tener como origen que Marisa Ortiz está resultando ser una mala candidata, que no sabe penetrar en los sectores de votantes que no coinciden ideológicamente con el PAN, mientras que Nancy de la Sierra tiene una elevada popularidad por su trayectoria como conductora de la televisión local, porque ya ha hecho dos campañas electorales anteriores y porque al parecer también está siendo respaldada por el grupo del gobernador.

¿O cómo se puede explicar la presencia de Nancy de la Sierra en Casa Aguayo la tarde de este lunes?

¿La candidata priista también va a responder como Néstor Gordillo, que fue a Casa Aguayo a compartir su experiencia en la construcción de políticas públicas?

La presencia de Nancy de la Sierra en Casa Aguayo sólo se puede explicar de una forma: fue a recibir apoyos para su campaña. No hay otro motivo que guíe a un candidato a un puesto de elección popular a acudir a la sede central del Poder Ejecutivo, cualquier otro argumento que se esgrima no será convincente.

De acuerdo con la fuente consultada por este tecleador, el único distrito que no depara sorpresas es el distrito IX, en donde la panista Blanca Jiménez tiene el camino allanado para sacar el mejor resultado del PAN en la capital del estado.

Ahora es fundamental preguntarse: ¿Por qué Gordillo y Doger no están avanzando en las preferencias electorales tal como se había previsto?

Lo que pasa en el distrito XII de la capital sólo se puede explicar de esta manera: en esa demarcación el PAN postuló a Néstor Gordillo, quien es el principal operador electoral del gobernador Rafael Moreno Valle, quien ha hecho el mayor gasto en propaganda en todo el estado y es quien logró absorber a los principales operadores del PRI en el territorio en que le toca hacer campaña. Con esos elementos, el ex secretario de Desarrollo Social parecía tener todo para aplastar a sus contrincantes; sin embargo, eso no está funcionando por cuatro factores:

Gordillo se ha dedicado a resolver diversos asuntos electorales del estado y del grupo del gobernador, y no ha hecho suficiente campaña personal en el distrito. No ha conseguido ser aceptado por todas las estructuras del PAN que lo ven como un personaje ajeno al partido y porque le tocó competir con un candidato fuerte del PRI, Pablo Fernández de Campo, quien se destaca por su carisma, porque ha hecho campaña en la demarcación en cuatro ocasiones y tiene mucha facilidad para penetrar en muchos sectores del electorado que son ajenos al tricolor.

Si la elección fuera ahora, de acuerdo con los sondeos consultados, Pablo Fernández sería el candidato del PRI que en la capital obtendría el mejor resultado y ganaría su distrito, y es que Pablo Fernández, pese a que su contrincante del PAN le quitó a mucha de la estructura formal del PRI, ha sabido penetrar en sectores del electorado que son proclives a Acción Nacional y ven a Gordillo como alguien ajeno al blanquiazul.

No en balde, en el PRI se dice que “Pablo Fernández es el priista más panista”.

Un cuarto factor adverso para Gordillo es que llevar la marca de ser parte del grupo del gobernador lejos de darle fortaleza lo acaba alejando de los panistas, quienes cada vez se sienten más agraviados y alejados de Rafael Moreno Valle.

En el caso de Enrique Doger Guerrero hay tres circunstancias que lo tienen, en el actual momento, en desventaja frente al PAN. Estas son:

1. En el distrito VI es donde se ha concentrado todo el apoyo del grupo de Eduardo Rivera a favor del PAN; es decir, el ex edil se está viendo en desventaja al enfrentarse al aparato del ayuntamiento.

2. Doger se confió y supuso que su alta popularidad como ex alcalde le abriría muchas puertas en el distrito. Eso no ha ocurrido, ya que el ex edil, luego de que dejó el cargo, no buscó conservar sus grupos de apoyo, a los que abandonó proceso electoral de 2010, luego de que en ese año no consiguió la postulación del Partido Revolucionario Institucional a candidato a gobernador.

3. Sus giras y actividades en el distrito han resultado insuficientes. A diferencia del alto activismo de su rival, Enrique Guevara.

Tal situación plantea que si Doger no logra remontar en los próximos 20 días tendrá que despedirse a ser legislador federal y edil de Puebla por segunda vez.

Share
 
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.