RMV sólo tiene el apoyo de 12% del padrón de militantes para encabezar al PAN: Micalco

Los nueve gobernadores que apoyan la planilla de Héctor Larios Córdova y Rafael Moreno Valle Rosas para encabezar al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN representan únicamente al 12 por ciento del padrón de militantes, de acuerdo con el ex dirigente estatal de ese partido Rafael Micalco Méndez.

Entrevistado en el programa noticioso Aquí Vamos que transmite La Jornada de Oriente, consideró que el ex gobernador de Puebla y su compañero de fórmula tienen pocas posibilidades de ganar la contienda interna.

La propuesta que encabeza Marko Cortés Mendoza, prosiguió el líder partidista, está escuchando e incluyendo al 88 por ciento restante.


Los gobernadores quieren mandar en el PAN, critica

Rafael Micalco señaló que el movimiento de apoyo de los mandatarios a favor de Larios y Moreno Valle deja entrever que los titulares de los poderes ejecutivos en los estados “quieren mandar” en el PAN.

“Es una fórmula que no funciona”, sentenció el dos veces dirigente estatal del PAN, quien dijo que Puebla es el ejemplo de eso.

Señaló que Moreno Valle usó el poder que le dio la gubernatura de 2011 a 2017 para apropiarse de Acción Nacional a nivel local, con actos de persecución que impulsó contra los liderazgos críticos.

Tres gobernadores niegan apoyo a RMV

En el destape de Héctor Larios y Moreno Valle como aspirantes a la presidencia y secretaría General del CEN, respectivamente, estuvieron presentes nueve de los 12 gobernadores panistas.

El respaldo provino de los mandatarios de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval; de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis; de Durango, José Rosas Aispuro Torres; de Nayarit, Antonio Echevarría García; de Querétaro, Francisco Domínguez Servién; de Yucatán, Mauricio Vila Dosal; de Quintana Roo Carlos Joaquín González; y de Puebla, Antonio Gali Fayad.

Entre los gobernadores ausentes se encontró el de Chihuahua, Javier Corral Jurado, quien este miércoles manifestó su apoyo a la postulación de Manuel Gómez Morín, para cerrar el paso a los “simuladores” y “logreros”.