Tlaxcala 4º lugar en el ICRE-E. Nuevo modelo educativo al 85 por ciento

Tlaxcala 4º lugar en el ICRE-E. Nuevo modelo educativo al 85 por ciento

Tlaxcala 4º lugar en el Índice de Cumplimiento de la Responsabilidad Educativa. Estatal 2018 (ICRE-E). Mexicanos Primero muestra que la entidad cumple ya que se ubica seis lugares por arriba de la calificación mínima aprobatoria (6). Por encima de entidades como Baja California Sur, México, Zacatecas, Nuevo León, Aguascalientes y Chihuahua.

Enero de 2018, el sistema de educación pública informa avance del 85 por ciento del nuevo modelo educativo. Con ese ritmo. Es seguro que para diciembre del año que corre, habrá concretado el 100 por ciento. Con lo que se cumple el compromiso de convertir a la entidad en referente nacional.

La SEP federal registra que la cobertura de atención en educación primaria es del 102.3 por ciento. ¡Y de 101 por ciento en secundaria! Lo que significa que no hay un solo niño tlaxcalteca que se quede sin poder cursar la educación básica. El porcentaje de reprobación en primaria es del 0.1 por ciento, y de 5.2 por ciento en secundaria.


Conocimiento, habilidades y valores se conjugan de distinta forma. El problema sigue siendo el resultado del aprendizaje. Las evaluaciones de Excale, Enlace, Planea y PISA muestran que los cambios, cuando son cosméticos. No tienen el impacto transformador que se espera. Por el momento Tlaxcala 4º lugar

Índice de Cumplimiento de la Responsabilidad Educativa-Estatal (ICRE-E)

El marco conceptual del ICRE-E propone ver el sistema educativo orientado al derecho a aprender. Un sistema que pone en el centro a la escuela como una comunidad de aprendizaje. Integrada por personas y sus relaciones y procesos dentro de ciertas condiciones materiales y acompañado por un sistema de apoyo.

ICRE es un mecanismo para evaluar el cumplimiento de los sistemas educativos con su obligación de garantizar el derecho a aprender de las niñas, niños y jóvenes con base en resultados. Así como en las acciones tomadas para proteger y promover ese derecho.

El ICRE se integra por dos categorías, seis componentes y 13 conceptos. La categoría de resultados tiene como componentes: Aprendizaje (niñas, niños y jóvenes con aprendizaje integral y para la vida), y Permanencia (niñas, niños y jóvenes cursan trayectorias educativas completas).

La categoría de Condiciones Educativas se integra con el componente: Personas (niñas y niños desde el primero de preescolar, maestros con preparación inicial adecuada, participantes en aprendizaje profesional continuo y familias participativas en la comunidad escolar). Relaciones y Procesos (liderazgo escolar efectivo y reforzamiento al aprendizaje). Condiciones Materiales (servicios básicos dignos, condiciones adecuadas para la inclusión y para el aprendizaje integral). Y Red de Apoyo (acompañamiento escolar adecuado y acompañamiento y aprendizaje docente).

Los resultados del ICRE-E 2018. Tlaxcala 4º lugar

En el ranking general Tlaxcala se alza en el lugar número 4, por arriba de 28 entidades federativas. Para la categoría de Resultados. El componente de Aprendizaje lo ubica en el lugar 18, gana dos lugares con relación a 2016.  La Permanencia lo catapulta y mantiene en primer lugar.

En la categoría de Condiciones Educativas. El componente Condiciones Materiales en el número 6 -igual que en 2016-; Red de Apoyo en el 12 -gana tres lugares-; Relaciones y Procesos en 6 -gana 11 lugares- y Personas en el 17 -gana siete lugares-. Eso significa que hay trabajo por hacer en: Aprendizaje (18), Personas (17) y Red de Apoyo (12).

En Personas, se recomienda hacer accesible el ingreso a la escuela y promover la atención en tiempo y forma de niños y niñas desde los 3 años. Fortalecer las escuelas normales. Ofrecer a los maestros oportunidades de aprendizaje profesional pertinente y relevante. Y promover en las familias el valor de la participación.

En Relaciones y Procesos, asegurar que cada escuela cuente con un directivo formado como líder y con visión. Así como ofrecer el apoyo suficiente y adecuado para que todas las niñas y niños tengan un proceso de aprendizaje incluyente.

En Red de Apoyo, asegurar que cada comunidad cuente con acompañamiento suficiente y consistente, y transparentar y hacer accesible para la comunidad escolar la información sobre el acompañamiento y aprendizaje docente.; además de servicios básicos dignos, condiciones adecuadas para la inclusión y para el aprendizaje integral. Las mismas que en 2016.

Llama la atención que no haya recomendación en el componente de Aprendizaje, ya que el cumplimiento es del 49 por ciento. Quizá porque se considere como el producto de la relación de los componentes de todo el sistema.

Indicadores educativos. ¿Qué tanto avanza 2017 y 2018?

Los indicadores educativos muestran que el gobierno de Marco Mena recibe la entidad con una cobertura de educación básica de 94.4 por ciento. Para el ciclo escolar 2017-2018 desciende una décima (94.3). La tasa neta de escolarización era de 93.8 y se eleva una décima (93.9).

En educación preescolar, la cobertura de niños de 3 a 5 años es de 70.9 por ciento en 2016 y en el ciclo 2017 de 71.5 por ciento. Se registra un ligero crecimiento. En educación primaria, el abandono es del ceropor ciento, la reprobación se mantiene en 0.1 por ciento y la eficiencia terminal rebasa el 100 por ciento.

En secundaria, la absorción era del 99.7 por ciento y ahora es del 100 por ciento, el abandono escolar se ha reducido dos décimas, lo mismo ocurre con la reprobación, la eficiencia terminal pasa de 90.0 a 90.1 por ciento. La tasa de terminación se elevó siete décimas, y la cobertura es del 100 por ciento.

Los datos anteriores determinan que faltan escuelas del nivel preescolar. En Tlaxcala no hay un solo niño que no tenga lugar en el sistema de educación pública en el nivel básico (primaria y secundaria). El abandono no llega al 4 por ciento y 95 niños de cada 100 que entran a la secundaria la terminan.

El problema como siempre son los resultados de aprendizaje

En la educación básica se han experimentado una cantidad importante de reformas para definir lo que los niños, niñas y jóvenes deben aprender. No sólo en relación al mercado de trabajo sino al proceso de convertirse en ciudadanos. Objetivos, competencias, y ahora resultados de aprendizaje

El uso de esta nueva forma tiene que ver con la idea de que los niños y jóvenes se conviertan en ciudadanos del mundo. Por lo que su formación debe contar con elementos que le permitan conocer y valorar su sociedad, su cultura, su país; y compartir los de la humanidad: diversidad, inclusión, derechos humanos, etc.

Por ello, es decepcionante cuando se lee que: “El desempeño de México se encuentra por debajo del promedio OCDE en ciencias (416 puntos), lectura (423 puntos) y matemáticas (408 puntos). En estas tres áreas, menos del 1 por ciento de los estudiantes en México logran alcanzar niveles de competencia de excelencia (nivel 5 y 6)”.

Cedefop define “Los resultados del aprendizaje establecen lo que se espera que un alumno sepa, que sea capaz de hacer y comprender al final de un proceso o secuencia de aprendizaje. La forma en que se definen y escriben dichos resultados orienta la enseñanza y el aprendizaje, e influye en la calidad y la relevancia de la educación y la capacitación. La forma en que se definen los resultados de aprendizaje y las cuestiones escritas para los alumnos individuales, el mercado laboral y la sociedad en general”.

Los estudiantes todavía no logran desenterrar el tesoro de la educación. Salen de la escuela sin aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos, y aprender a ser.

Tlaxcala 4º lugar en el ICRE-E. 85 por ciento en el nuevo modelo educativo

Cuando Marco Mena toma posesión como gobernador del estado. Confirma lo que ofrece a lo largo de la campaña. Ubicar a la educación como el lado A de un triángulo equilátero. Junto con salud y trabajo se convierten en la plataforma para lanzar a Tlaxcala a una nueva etapa.

En el Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021 y el primer informe se confirma esta prioridad.  Se ha concretado uno de los “nuevos proyectos grandes y de impacto”. El que inicialmente se anuncia como “el proyecto más ambicioso en la historia de Tlaxcala”: el Sistema Estatal de Becas.

Los párrafos anteriores pueden llevar a concluir que Tlaxcala. Se ha convertido en referencia nacional en la implementación del nuevo modelo educativo. Hay que tener en cuenta que el ICRE-E evalúa y compara los resultados del sexenio anterior y los primeros dos años del actual. Hay un gran avance al pasar del lugar 10 al 4. El problema siguen siendo los resultados del aprendizaje.

El responsable de la educación estatal afirma que “estamos listos para comenzar el próximo ciclo bajo el nuevo modelo curricular”. Esperemos que cumpla. Y no sea parte del discurso cosmético y pasarela en que ha convertido la educación pública de Tlaxcala.