Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Derechos Humanos

Por: Coral Avila Casco

2012-12-11 04:00:00

En 1950, la Asamblea General de la ONU invitó a todos los estados miembros y a las organizaciones interesadas a que observaran el 10 de diciembre de cada año como el Día de los Derechos Humanos para conmemorar la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos del Humanos, documento que resalta que el respeto a los derechos humanos y a la dignidad de la persona humana “son los fundamentos para la libertad, justicia y paz en el mundo”.

De esta manera, la violación o no de los derechos fundamentales de hombres y mujeres es un indicador desde el cual podemos evaluar la legitimidad del poder público y visibilizar el nivel de vida de un Estado. Por desgracia, si volteamos la mirada a la realidad nacional y estatal encontraremos una serie de derechos vulnerados que no sólo lastiman a quienes sufren su trasgresión directa sino a la sociedad entera. Por lo que parece contradictorio que el 6 y 10 de junio de 2011 se realizaran importantes reformas a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de derechos humanos y que, por otro lado, existan y persistan situaciones como la represión a la protesta social, las desapariciones forzadas, la grave situación que padecen las y los migrantes que atraviesan el territorio nacional, las cifras infames de víctimas de trata de personas, los grados intolerables de feminicidios, el saqueo constante de los recursos naturales y los consecuentes agravios a quienes defienden sus territorios, la pobreza a que están condenados millones de personas, la manipulación y desinformación constante que a través de los medios de comunicación masiva se realiza, así como la miseria institucional y de la clase política que ha permitido la impunidad y corrupción que cierran este círculo perverso, que ha sido diseñado perfectamente para el sometimiento, el miedo, la resignación y la pasividad.

Sin embargo, frente a este gran entramado de cambios para que todo siga igual, hay un gran despertar de conciencia social que alienta la posibilidad de hacer valer nuestros derechos humanos, dicha conciencia nos debe llevar a asumir nuestra obligación de defenderlos, pues para ello no hay trinchera pequeña y debe entenderse que hacerlo es una tarea ciudadana ineludible si es que queremos libertad, justicia y paz en nuestro país y estado y hacer tambalear al régimen autoritario que nos devora.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.