Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Control y desinformación

Por: Guillermo Aragón Loranca

2012-08-21 04:00:00

Desde los tiempos en que el poder político se concentró en unas pocas manos o en una sola, el control de la información que la mayoría de la población podía recibir, se convirtió en una preocupación principal de las instituciones gobernantes (señores feudales, reyes, parlamentos e iglesias, entro otros) para mantener incuestionados tanto su estatus como sus decisiones. En un primer momento este control del saber, del conocimiento y de la información fue relativamente fácil, ya que el grueso de la población no tenía acceso a los libros, ni a la discusión, ni al conocimiento de ideas heterodoxas, pues toda la verdad venía de la voluntad de los monarcas o de las voces autorizadas y ortodoxas de la iglesia, garantizada por el trabajo vigilante y represivo de la Inquisición. Pero las cosas cambiaron  con la llegada de la imprenta, la democratización de la capacidad de leer y de pensar, gracias a lo cual se produjeron revoluciones fundamentales en el desarrollo de la cultura humana, cuyo fruto más apreciado ha sido el reconocimiento universal de los derechos humanos, uno de los cuales es la libertad de expresión y la libertad de informarse.

Sin embargo en este periodo de franco retroceso (la Nueva Edad Media, como lo califica Humberto Ecco), la imposición del modelo capitalista neoliberal requiere de un control absoluto de la información para manipular, difuminar y en definitiva esconder la verdad e imponer mentiras como verdades. El papel de los llamados medios masivos de comunicación se va desnudando rápidamente y dejando en claro de que se trata de mantener formalmente las grandes mentiras del sistema, reprimiendo y eliminando las informaciones, los conocimientos y los pensamientos que no van de acuerdo con ellas.

En este sentido, actualmente el futuro del planeta se juega en el desenlace que tendrá la negativa de Inglaterra a respetar el Convenio de Viena de 1960 y amenaza con violar impunemente (y sin ninguna argumentación jurídica o política) el derecho de asilo de Julien Assange y la inmunidad territorial de las embajadas extranjeras, en este caso, la de Ecuador. La actuación del gobierno británico deja ver claramente que el crimen imperdonable de WikiLeaks ha sido el de revelar toda la información escondida, negada y omitida sobre la verdadera naturaleza y actuación de los gobiernos imperialistas. Otros casos emblemáticos de la manipulación informativa en nuestro país son la “imposición mediocrática” de un gobernante construido por el raiting y la compra de voluntades, y no por los votos ciudadanos, cuyo camino a la coronación está siendo allanado por las supuestas instituciones guardianas de la legalidad electoral y constitucional; el otro, es sin duda, el retiro de la concesión de la frecuencia de banda ancha a MVS, por contar entre sus periodistas a voces críticas y bien informadas que no se doblegan ante la compra o la amenaza. Los jóvenes del YoSoy132 tienen razón, el enemigo es la mediocracia y los amos del dinero que la financian. En medio de esta campaña desinformativa, la ciudadanía sólo cuenta con su capacidad de pensar, de leer entre líneas, de contrastar las fuentes y sobre todo de contrastar las mentiras oficiales con su realidad para evitar estar desinformado y defender su derecho a expresarse libremente.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.