Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

¿Y qué sucedía hace 150 años? / VIII

Por: Ramón Beltrán López

2012-05-02 09:11:01

Como nos pudimos enterar en la entrega de la semana pasada, Dubois de Saligny, en sus memorias, ofrece una visión muy distinta respectode aquella que aparece en los mensajes enviados a Francia por el Gral. Lorencez. En aquéllas el ministro plenipotenciario de Napoleón III señala: 

“El ejército de Zaragoza –yo tenía al respecto datos seguros– no se componía de 18,000 a 20,000 hombres como el General de Lorencez parecía creerlo, mucho menos de 30,000, cifra indicada por algunos alarmistas, sino de 8,000 a 10,000 hombres, de los cuales 3,000 a 4,000 eran Guardias Nacionales de Oaxaca y de Morelia y 1,000 jinetes de Carvajal y Cuellar –lo que constituía la única fuerza seria del enemigo– y de 4,000 a 5,000 pobres diablos recogidos hacía menos de un mes en las calles de Puebla y México, o en las haciendas y quienes, enrolados muy a su pesar, no debían inspirar gran confianza a Zaragoza… 

“La idea de un nuevo ataque a la fortaleza de Guadalupe fue rechazada (por Lorencez) como una locura y una imposibilidad; varios jefes del cuerpo, según lo que declaró el Coronel Valazé, eclararon que si reordenaba un nuevo asalto, se negarían a obedecer…

“En lo que concierne a los auxiliares del país (o sea los conservadores que apoyaban a los franceses), se había producido un cambio de leguaje en el Estado Mayor. No se rechazaba su concurso, pero se negaba su existencia. 

Márquez no había existido nunca, era un mito, un personaje fantástico inventado por el Gral. Almonte y el Ministro de Francia, para asustar a las mujeres y los hijos de los liberales…

Y lo que sigue merece ser enmarcado en letras de sangre en los muros de los fuertes de Loreto y Guadalupe: “El Gral. Herrán (conservador) le escribió al Gral. Taboada, el 7 de Mayo una carta diciéndole que estaba en Cholula con 1000 a 1200 caballos y solicitando órdenes...

“El Gral. De Lorencez a quien la carta de Herrán había causado impresión, rogó al Gral. Almonte que hiciera venir a Márquez con 6,000 hombres pero los necesitaba en 24 horas porque estaba decidido a iniciar su movimiento de retirada… La tarde del día 7, hacia las 6, el Gral. Lorencez y el coronel Valazé me platicaron una idea que les había venido súbitamente. Yo debía valerme de mis relaciones con varios de los jefes del ejército enemigo para tratar de que se nos entregara la plaza. No tenía que regatear el precio. Diez millones, veinte millones, no sería demasiado y podía contar anticipadamente con la aprobación del Emperador. Sólo que no había tiempo que perder y era necesario que el negocio fuera concluido en la misma noche… Ahora bien, debe decirse –y no lo ignoraba el estado Mayor– que desde hacía tres días, tratábamos inútilmente de comunicarnos con nuestros amigos de la ciudad, tan rigurosa era la vigilancia…

“…El domingo 18…Vicario y Herrán llegaron a Barranca Seca, al pie de las Cumbres y alrededor de cinco leguas de Orizaba, cuando fueron atacados por Zaragoza, quien seguía sus movimientos desde hace varios días, con 6,000 hombres de todas las armas.

Los conservadores, aunque agotados por la fatiga y falta de alimento –hacía 36 horas que no comían– sostuvieron valientemente el choque e hicieron una resistencia desesperada.

Sin embargo, comenzaban a debilitarse, cuando la llegada de un batallón de 99º. (de Línea), que acudió rápidamente del Ingenio, a petición de Márquez, cambió la faz de las cosas. En pocos instantes Zaragoza fue derrotado completamente, dejando en el campo de batalla 300 muertos o heridos, 1300 prisioneros, de los cuales unos 30 son oficiales y un número considerable de armas de todas clases…

“…Las fuerzas reunidas aquí bajo el mando de Márquez presentan un efectivo de 3000 caballos y 1200 a 1500 infantes, todos voluntarios y habituados a las fatigas y los peligros…

El 26 de mayo de 1862 Saligny añade un anexo más a sus memorias. En éste hay algunos párrafos interesantes: 

“Se quiere dar como justificativo (para la derrota) las informaciones erróneas que transmitieron las gentes del lugar. Está bien (eso) para decirlo a los periódicos y al público: un militar no admite razones de este tipo, sobre todo que se sabía que sus habitantes habían salido de la ciudad hacía cuando menos un año. ¿No bastan ocho días para transformar un a casa en ruinas en una fortaleza?

¿Faltaban brazos en puebla que cuenta con 70,000 habitantes? ¿Se contó con los escrúpulos de Zaragoza para no forzar a la población a hacer un trabajo desagradable?..

“Sin embargo, los señores Lorencez, Valazé y otros más que estaban ahí habían llegado de la campaña de Crimea. ¿Olvidaron que Sebastopol a nuestra llegada no tenía más que el revestimiento de una muralla y que los rusos con sólo sus manos hicieron un a plaza de la que nosotros no podíamos tener conocimiento..?

Comparar a Zaragoza y su defensa de Puebla con las campañas napoleónicas en Rusia, en boca del adversario, constituye un elogio que no puede, de ninguna manera, dejarse en el olvido.

Continúa: “… La retirada del campo de batalla estuvo bien realizada. El enemigo no la molestó; fue una suerte pero lamentable, pues aún se le hubiese podido aplastar. 

Pero en este día, no debíamos contar, por nuestra parte, ni con habilidad ni con felicidad. Sin embargo, todo hubiese sido  fácil de reparar al día siguiente si una increíble desmoralización no hubiese sucedido a una ciega presunción…

El 31 de mayo de 1862 el presidente Juárez cerraba el periodo de sesiones del Congreso con un discurso que incluye párrafos notables: “El gobierno no cree que haya aumentado la fuerza del enemigo extranjero al admitir bajo sus banderas a las turbas de malhechores que han marcado sus huellas con la desolación y el exterminio y que, armados por el fanatismo, han constituido la minoría turbulenta, que sin hallar el menor eco en la opinión (pública), se han opuesto al progreso y a la Reforma, proclamando principios, que por dicha del género humano, están desacreditados en el mundo entero.

Por el contrario, al completar esas turbas su obra de iniquidad, manchándose con la traición a la Patria, han impreso una mancha indeleble al pabellón del país que los acoge como auxiliares…. y todos comprenden el cúmulo de males, de desastres, de horrores, y de actos de barbarie de que sería víctima la República, si de grado o por fuerza, se sometiera a la intervención oprobiosa de una potencia…¡

Pluga a Dios que el triunfo de México sirva para asegurar la Independencia y respetabilidad de las repúblicas hermanas (de América)!”

Y tanta era la confianza y el entusiasmo que embargaba a las fuerzas mexicanas que, el 10 de junio, Zaragoza le dirige una carta a Lorencez proponiéndole la capitulación y su salida del país:

“…Tengo datos para creer que usted y los jefes y oficiales de la división de su mando han remitido una protesta al emperador contra la conducta del Ministro Saligny, por haberles arrastrado con engaño a una expedición contra un pueblo que antes de ahora ha sido el mejor amigo del pueblo francés.

Esta circunstancia, el conocimiento de la situación difícil que guarda el ejército francés y el deseo de procurarle una retirada honorífica, me deciden a proponer a usted una capitulación cuya base principal sea la evacuación del territorio de la República en un tiempo convenido…”

Obviamente su propuesta no sería aceptada y meses más tarde la ciudad de Puebla sería sometida a un sitio sangriento, tanto o más que aquellos que habían llevado a cabo esos mismos comandantes franceses, en contra del pueblo ruso.

La conmemoración del sesquicentenario de esa batalla y del triunfo final del pueblo mexicano contra sus enemigos internos y externos no puede darse sin rememorar las circunstancias que rodearon a toda esa etapa de nuestra historia. Trágica, sangrienta, dolorosa, pero que, finalmente, sirvió para modelar una identidad nacional que no podemos permitir que se escurra entre nuestros dedos. Una parte muy importante de lo que somos se forjó entonces.

 

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.