Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

¿Y que sucedía hace 150 años? / Segunda parte

Por: Ramón Beltrán López

2012-03-20 04:00:00

 

La única intención que me motivó para escribir estas líneas fue la de permitir que los principales actores de ese notable episodio, el de la intervención francesa, y lo que aconteció en torno a la batalla del 5 de mayo, pudieran ser escuchados (¿o será mejor decir leídos?), tal como se expresaron en sus propias palabras.

Esto representa algo así como reproducir ahora los Wikileaks de 1862. Filtrar, a mi único lector, algunos fragmentos de los documentos más significativos –tal como se encuentran en el Archivo General de la Nación–, casi todos escritos, o firmados,   de puño y letra de sus autores, de los protagonistas de aquellos hechos; algunos otros dictados por ellos, otros más, telegráficos.

Mañana se conmemora el natalicio de don Benito Juárez, protagonista singular de esta parte de nuestra historia. Uno de los pocos, de los poquísimos héroes triunfadores con que contamos. Hidalgo, Morelos, Zapata, Villa, etc., murieron antes de lograr la victoria. Este fue un vencedor, uno de los dos héroes oaxaqueños.

He intentado evitar, o disminuir, en la medida de lo posible, los comentarios o juicios personales. Queda pues cualquier juicio a cargo del lector.

Prosigamos:

México, Abril 12 de 1862.

Conciudadanos:

“...por los documentos que he mandado publicar, veréis que los plenipotenciarios de la Gran Bretaña, de la Francia y de la España, han declarado que no habiendo podido ponerse de acuerdo sobre la interpretación que habían de dar a la Convención de Londres, de 31 de octubre, la dan por rota, para obrar separada e independientemente...

“...veréis también que los plenipotenciarios del emperador de los franceses, faltando de una manera inaudita al pacto solemne en que reconocieron la legitimidad del Gobierno Constitucional y se obligaron a tratar sólo con él, pretenden que se dé oído a un hijo espurio de México, sujeto al juicio de los tribunales por sus delitos contra la patria...

“El gobierno de la República, dispuesto siempre y dispuesto todavía, solemnemente lo declaro, a agotar todos los medios conciliatorios y honrosos de un advenimiento, en vista de la declaración de los plenipotenciarios franceses, no puede ni debe hacer otra cosa que rechazar la fuerza con la fuerza y defender a la Nación de agresión injusta con que se le amenaza...”

“Mexicanos: El supremo magistrado de la nación, libremente elegido por vuestros sufragios, os invita a secundar sus esfuerzos en la defensa de la independencia; cuenta para ello con todos vuestros recursos, con toda vuestra sangre, y está seguro de que, siguiendo los consejos del patriotismo, podremos consolidar la obra de nuestros padres...

“Espero que preferiréis todo género de infortunios y desastres al vilipendio y al oprobio de perder la independencia o de consentir que extraños vengan a arrebatar vuestras instituciones y a intervenir en vuestro régimen interior...

“Tengamos fe en la justicia de nuestra causa; tengamos fe en nuestros propios esfuerzos y unidos salvaremos la Independencia de México, haciendo triunfar no sólo a nuestra patria, sino los principios de respeto y de inviolabilidad de la soberanía de nuestras naciones...”

Benito Juárez.

Acultzingo, abril 22 de 1862.

Ciudadano Benito Juárez.

Muy estimado amigo:

“...también comprendo que a esta causa de debilidad del ejército de mi mando se agrega otra no menos grave, y es su corto número comparativamente al vasto campo de operaciones, pues tengo que combatir y contener no solamente al enemigo extranjero, sino también al del interior que ya se me aproxima con la mira de hostilizarme en combinación con el otro, sea parcialmente o sea formando un solo cuerpo con él...

“...Esto es absolutamente necesario (aumentar el número de combatientes) porque se desea, y yo también juzgo de la misma manera, que se asegure el primer golpe, pues de lo contrario podría caer el ánimo de los mexicanos y tendríamos que reducirnos a un levantamiento general y desordenado, que nos causaría muchos mayores males, viéndonos precisados a prolongar la guerra indefinidamente por medio de los combates de guerrillas, sistema que acaso no nos daría el resultado apetecido ni después de una lucha sin término...

“...a pesar de los constantes trabajos políticos de los reaccionarios, en todas partes se ven rechazados por el buen sentido de los pueblos, aún de aquellos en que cuentan con muchos correligionarios, como sucede en Orizaba; en esta ciudad (Puebla) y en Córdoba, tanto los comisarios franceses como los traidores mexicanos, convocan y excitan a los ciudadanos para que se alisten bajo su bandera, pero nada absolutamente han conseguido; con todo, si continuamos con nuestra inercia, por la fuerza y con engaños se harían nuestros competidores de una manera bien marcada.

“...Estoy resuelto con todos mis subordinados a combatir sin descanso a todos los enemigos de la patria y cuento con que usted estimará nuestras solemnes circunstancias, escuchando decididamente las reiteradas súplicas de su afectísimo amigo y seguro servidor que lo aprecia”

Ignacio Zaragoza.

Aumento:

Ya tiene usted un compañero más: Almonte ha sido declarado presidente de la República. ¡Son tres!

¿Y cómo se veían las cosas desde el otro lado?

Veracruz, 1º. de Enero de 1862.

Sr. Gral. Rolin.

(París).

“...yo se lo dije ya muy a menudo, mi querido general y no sabría repetírselo a riesgo de pasar por un terco, en el estado de desmoralización completa y sin igual en que este desdichado país ha caído; únicamente un remedio enérgico, radical e inmediato, puede salvarlo de una disolución total, e inminente. En el fondo, como le repito, 19 vigésimas partes de la población desean la Intervención, en secreto, aunque el temor demasiado justificado por el pasado, puede comprometerles a no manifestar todavía sus aspiraciones...” 

“...después de ciertas precauciones oratorias (López) Uraga (Comandante en jefe del Ejército de Oriente) llegó a reconocer que el gobierno republicano no convenía a México y era la causa de estos 50 años de guerras civiles y del estado de desmoralización y de disolución en que había caído el país, al que no le quedaba más que un medio de salvación: la Monarquía...”

“...Veo a mi alrededor una gran cantidad de emisarios de los jefes de la reacción. Pongo una extrema  reserva en mis relaciones con ellos, sin rechazar un apoyo que puede, en un momento dado ser útil, pero evito con cuidado comprometerme con ellos, cuyos excesos abominables habrían bastado para deshonrar y perder la mejor causa...”

Alphonse Dubois de Saligny.

Veracruz, 9 de enero de 1862.

(Al Pueblo de México).

“...Harto tiempo ha sido la República Mexicana presa de continuas convulsiones; ya es hora de que al desorden y la anarquía suceda un estado normal basado en la ley y en los derechos de los extranjeros...”

“....El pueblo mexicano tiene su vida propia, tiene su historia y su nacionalidad; es, pues, absurda la sospecha de que entre en los planes de las potencias aliadas el atentar a la Independencia de México. El lugar que ocupan (sic) entre las naciones de Europa y su acreditada lealtad las ponen a cubierto de semejante imputación; vienen a procurar que tan ricos dones no se extingan en estériles y continuas luchas que acabarían por consumar  la ruina de la República...”

“...Queremos asistir a su organización definitiva, sin intervención alguna en su forma de Gobierno ni en su administración interior...”

Charles Lennox Wyke. Hugo Dunlop. Jurien de la Graviere. Alphonse Dubois de Saligny. Conde de Reus (Gral. Prim).

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.