Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Salud

Monopolio de drogas

Por: Antonio Cruz López

2013-05-14 04:00:00

 

Por definición monopolio es el acaparamiento de una actividad preferentemente lucrativa en beneficio de una empresa o sujeto; así entendido, la actividad de Carlos Slim es un ejemplo de cómo lucrar, aunque dice en conferencia internacional que sus actividades comerciales en América no son monopólicas, aunque se afirme lo contrario, lo que constata su incultura e ignorancia, condición educativa no necesaria para triunfar en las acumulaciones de dinero, donde el exceso de ingresos en una sola persona humilla a quienes vivimos en el país y nos obliga a preguntar: ¿cómo es posible que en un país pobre surja un individuo poseedor de la mayor cantidad de recurso monetario en el mundo, rodeado de una población mayoritaria en necesidades cada vez más apremiantes e inmersas en hambre? Esto es, señor Slim, una vergüenza social, insulta a los mexicanos, más cuando se tratan de entender los indicadores de pobreza, que debían lastimar a millonarios y políticos que no visualizan que vivir bien no es acumular; debieran los sujetos como Slim tener lo necesario, disfrutar de lo accesible a las mayorías, que su trabajo sea bien remunerado, con prestaciones básicas, acceso a la cultura, habitación básica propia, atención integral de salud en IMSS o ISSSTE; todas deben ser aspiración básica del bienestar público social, que en este país es utopía, a pesar de que millonarios y políticos afirmen lo contrario.

Imaginemos en nuestro medio cuántos secretarios encargados de la Salud Pública salen al campo a reconocer condiciones demográficas, sociales, económicas, de atención básica de salud, que debe tener la población para considerarla bien atendida; oigamos cuántos millones de pesos dice invertir el gobierno poblano en pavimentar avenidas, puentes, tirar edificios como el de procuración de justicia para construir otro; cuánto gastan en “adecuar” hospitales recién construidos, afirmando que no estaban “bien hechos” para seguir construyendo más, con la tendencia a llevar atención “especializada” a provincias marginadas de la salud, sin entender siquiera que son: atención primaria, secundaria y terciaria, los niveles de atención de salud, lo que fácilmente refleja ignorancia en Salud Pública, en la que no es prioritario construir; refleja tan solo medidas de muestra de por qué las secretarías de Salud están a cargo de administradores y economistas, no de médicos maestros en Salud Pública, que pueden entender cómo se deben aplicar los conocimientos de asistencia de salud rural.

Basta ya de dilapidar el ingreso nacional de recursos con impuestos quitados al pueblo, que nunca alcanzan porque es prioridad el sueldo de los poderes Legislativo, Judicial, Ejecutivo, quienes se sirven con cuchara grande, dejando la población que trabaja en condiciones infames de pobreza alimenticia, vivienda y educación. Visto así, preguntemos: ¿hasta cuándo millonarios y políticos, explotarán la fuerza de trabajo mexicana, que se vierte a EU para ingresar dólares?, fenómeno aflorado con la visita de Obama, famoso nini, que ni quiere ni puede enfrentar la migración; EU no combate consumo de drogas en su país, gana drogándose, vendiendo armas, traficándolas; tiene la gloria de ser el primer consumidor mundial; sus presidentes las consumen; monopoliza tráfico y uso, que México debe evitar.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.