Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Salud

Herencia fructífera

Por: Antonio Cruz López

2012-01-31 04:00:00

El fundador del Foro Económico de Davos, Suiza, señaló antes de la realización del acto que empezó el 25 de enero, que “se requiere refundar al capitalismo… que este modelo está un poco envejecido. Incluso se podría decir que el sistema capitalista en su forma actual no encaja en el mundo de ahora”. Sin embargo, sus planteamientos ahí se quedaron. Por más que las discusiones versaron sobre la problemática económica de la zona euro: de cómo mantener el euro, la zona euro, y de cómo salir de la crisis que va hacia su quinto año, no se presentaron propuestas diferentes a las predominantes. El Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, criticó a los mandatarios europeos por no tener un plan para apoyar el crecimiento. De que “no tienen idea de lo que deben hacer, y lo que van a hacer”. Por su parte el Primer Ministro del Reino Unido, David Cameron, arremetió contra la falta de competitividad de los miembros de la euro zona  y su falta de acción para resolver la crisis de la deuda. El problema es que como no tienen moneda propia, no pueden devaluar, y todos intentan mejorar competitividad a través de reducir salarios y prestaciones laborales, lo que junto con las políticas de austeridad fiscal están contrayendo la actividad económica, lo que impide el crecimiento hacia fuera, como hacia adentro, lo que condena a la recesión a tales economías, mientras persistan tales políticas.

Por su parte, el 26 de enero Felipe Calderón Hinojosa trató de dar lecciones en torno a como México había superado al crisis de 1995, diciendo que México en dicha crisis era solvente, pero no tenía liquidez, y de ahí que recurrió a la ayuda externa. Al respecto cabe decir que nuestro país enfrentaba severos problemas de insolvencia, es decir, era incapaz del pagar el déficit de cuenta corriente de balanza de pagos, que fue de 29 mil 419 millones de dólares, y se tenía una deuda pública de corto plazo en dólares (los llamados Tesobonos) por valor de 30 mil millones de dólares, y las Reservas Internacionales a fines de 1994 eran de solo 600 millones de dólares, evidenciando que no había condiciones de pago, ni del déficit de cuenta corriente, ni de la deuda pública en dólares a corto plazo. El gobierno tuvo que recurrir a la ‘ayuda’ del FMI, y sobre todo del gobierno de Estados Unidos (EUA), el cual otorgó un crédito de 30 mil millones de dólares para que México pudiera hacer el pago de los Tesobonos, donde estaban ubicadas las inversiones de los pensionados estadounidenses. El gobierno de México tuvo que colocar las exportaciones del petróleo como garantía de pago del crédito que otorgó el gobierno de EUA, que era para que no se vieran afectados los inversionistas de su país. Además, se procedió a la devaluación del peso y a una caída de la actividad económica en 1995 de 6.1 por ciento para reducir el déficit externo. Lo que permitió la recuperación del país en 1996 no fue el ‘rescate’ recibido, como Calderón señaló, sino el hecho que la economía de EUA estaba creciendo a 5 por ciento promedio anual en ese periodo, y jaló a la economía nacional, y en cambio ahora nadie puede actuar como motor de crecimiento, y los países con problema de la zona euro no pueden devaluar para ajustar su déficit externo.

Calderón dijo que “cuando más dinero pones en el cortafuegos, más confianza creas... y es donde el apoyo internacional es crucial”. Sin embargo, a pesar que en la crisis de 2008–09, se ha canalizado mucho dinero al sector financiero en EUA, como en Europa, y en la crisis actual de la zona euro (2011–12) se han canalizado más recursos a los países afectados, ello no resuelve sus problemas. Los países europeos prácticamente ya están en recesión, y EUA se está desacelerando, evidenciando que no son problemas de liquidez, que se resuelvan poniendo más dinero para apagar fuegos financieros.

Calderón dijo que “en Europa se necesita urgentemente renegociar sus deudas y enorme ayuda externa”. La cuestión es que se han estado renegociando deudas, y se ha inyectado una enorme cantidad de dinero, y los problemas continúan debido a que no se han encarado los problemas de insolvencia. No se han instrumentado políticas a favor de incrementar el ingreso de empresas e individuos, como del propio gobierno, lo que requiere que éste retome el manejo soberano de la política económica a favor de dinamizar la demanda, y la generación de empleo. Nada de ello se hace. En los foros internacionales como el de Davos, se sigue insistiendo en mantener las políticas macroeconómicas de estabilidad predominantes, así como la libre movilidad de mercancías y capitales, sin reconocer que ello es lo causante de los problemas de bajo crecimiento de ingresos de empresas e individuos, como de altos niveles de endeudamiento, y problemas de insolvencia, e inestabilidad bancaria–financiera. De ahí que no habrá quien actúe como motor de crecimiento, como lo venía desempeñando la economía de EUA, que permitió que la economía mexicana saliera rápido de su crisis de 1995. Al estar en recesión las economías de la zona euro, y al desacelerarse la economía de EUA, arrastrarán al resto de las economías hacia menor crecimiento económico. China e India no tienen condiciones de convertirse en el motor del crecimiento del resto de los países, ya que su dinámica depende de exportaciones, y al contraerse la actividad económica de lo más desarrollados, se afectará su dinámica también.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.