Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Salud

Epidemias famosas

Por: Antonio Cruz López

2012-07-17 04:00:00

La epidemiología es la ciencia biológica encargada del estudio de los factores condicionantes que coadyuvan a la distribución de las enfermedades entre los seres vivos. De origen se creó para las enfermedades transmisibles; después se generalizó su aplicación a todas; en general su estudio es obligado, no pocas veces impactante debido a que las enfermedades han contribuido a aclarar el cómo y el por qué ocurren en el género humano, en el que las infecciones impactaron no pocas veces en grandes grupos sociales, modificando estabilidad y vigencia en pueblos y naciones, que al ocurrir desnudan sitios, lugares o condiciones para lo que se deben considerar muchos datos sociales de cultura, económicos, de acceso a la salud, que son condicionantes de vida que están siendo afectados, en especial si se toma en cuenta que humanos, animales y plantas somos seres vivos, que no pocas veces interferimos de manera peligrosa favoreciendo la transmisión de agentes patógenos, que al proliferar menguan la posibilidad de la vida. Así fue como los grupos humanos entendieron que deben vivir de manera limpia, ordenada, separados, sin basura, ratas, piojos, pulgas mosquitos, que propician enfermedades y que basta modificarlas para dificultar o extinguir la transmisión de patógenos como priones, virus, bacterias, protozoos, helmintos, artrópodos y animales, con los que compartimos vivienda directa o indirectamente, nos resulta natural convivir con perros, gatos, aves, ganado, todos acarreando agentes patógenos propios, lo que incide en la necesidad de separarse o adaptarse a la asociación con agentes causales de enfermedad transmisible entre humanos, animales y vegetales, cuya asociación dio origen a epidemias que se tornaron clásicas como: lepra, influenza, viruela, tuberculosis, tifo, gonorrea, sífilis, causadas por: Mycobacterium, Virus influenza, Virus vaccina Mycobacterium, Yersinia, Brucella, Francisella, Pasteurella o Neisseria, agentes patógenos tan pequeños que son medidos en milésimas o millonésimas de milímetro, cada uno con formas diferentes, las bacterias son esferitas o bastoncitos, llamados cocos, bacilos, espirilos, que sólo pueden verse con microscopio y teñidos para reconocer sus caracteres, así bacterias que aceptan la tinción de Gram (Gram+) o la rechazan (Gram–) han causado enfermedades bíblicas como la peste, fiebres intermitentes, tifo, tifoidea, tularemia, tuberculosis, lepra, sífilis, gonorrea, transmitidas al contacto con enfermos, animales portadores o artrópodos transmisores, aún en estos días las enfermedades provenientes de animales siguen planteando problemas científicos, técnicos y médicos para su control, como sucede con el virus influenza de animales o el bacilo tuberculoso.

La peste bubónica es un ejemplo de epidemia ancestral cuya transmisión se vio favorecida por vivir amontonados en convivencia difícil: suciedad, ratas, carencia de baño diario, aseo, defecar al aire libre, alimentos dudosamente limpios, que dominaron durante las guerras. En el viejo mundo ocurría peste cada vez que había guerra, ya que las condiciones de trinchera propician que los soldados vivan en malas condiciones de higiene y limpieza, en donde la peste, enfermedad causada bacterias de roedores que sus pulgas transmiten al hombre, proliferó. La primera epidemia de peste de la que se tiene noticia histórica fue llamada Plaga de Justiniano, entre 540–590 d.C.; después ocurrió la llamada peste negra entre 13461361, iniciada en Mongolia y con los tártaros que invadieron Asia Central atacando Crimea en donde había comerciantes italianos, los tártaros sufrieron peste, morían y arrojaban los cadáveres al enemigo, se instauró una epidemia grave entre atacantes y refugiados; los italianos comerciantes que sobrevivieron regresaron con barcos y ratas; la epidemia se propagó por Europa, muriendo 24 millones de personas; en la península escandinava desapareció la tribu de “Inuits”, Groenlandia quedó abandonada y desconocida hasta que la redescubrió en 1585 John Davis.

Otra epidemia más se llamó la gran plaga, entre 1660–1670. Finalmente, una más se inició en 1885 en Oriente hasta llegar a Rusia y Gran Bretaña, se asoció por vez primera a la presencia de ratas; en Londres dio muerte a 7 mil personas.

Hoy sabemos que la peste la causa una bacteria descubierta a la par por Sharamiro Kitasato y Alexander Yersin en 1894, con tres especies: Yersinia enterocolitica, que causa diarrea aguda, pseudotuberculosis, que causa infecciones pulmonares, y pestis, que causa la enfermedad bubónica epidémica, transmitida entre ratas domésticas por picadura de pulgas, que pueden pasar al hombre cuando éstas los pican. Así, la peste fue una epidemia bacteriana que contribuyó a modificar la manera de vivir del humano. 

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.