Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Salud

Enfermedades infecciosas de plantas

Por: Antonio Cruz López

2012-07-31 04:00:00

 

Las plantas son seres vivos del reino Plantae, los más abundantes en la naturaleza; fueron primigenias de lo vivo; aparecieron hace unos 2 mil millones de años como los primeros seres organizados; a sus restos se les denomina Arkeobacterias, importantes porque su metabolismo dio origen a la presencia de oxígeno en la tierra; aparecieron primero como algas, después como bacterias, se adaptaron a vivir libres en el agua y ocuparon la tierra; quizá por ello las bacterias se desarrollan bien dentro de líquidos corpóreos; conformaron en el inicio un mundo tan pequeño que pasó ignorado hasta la aparición del microscopio, hoy existen clasificadas 375 mil especies siguiendo los dictados de Karl von Linné (Linneaus o Linneo) 1707–1788, naturalista sueco, un botánico de la universidad de Lud, Upsala, que en 1771 publicó dictados exponiendo la teoría de evolución de los seres vivos, y como clasificar las plantas por sus órganos sexuales (carpelos y estambres), en 1735 su obra capital se tornó clásica, la llamó Sistema Naturae, de ella partió la clasificación binominal que usamos actualmente para nombrar a los seres vivos con terminología greco–latina en géneros y especies, Linné en 1737 se graduó también como médico en Harderwick, Holanda. Sus trabajos contribuyeron a ordenar la concepción biológica de la ciencia de lo vivo, donde las plantas surgen como base de la pirámide alimenticia, las usamos para comer, vestir, como utensilios, armamentos, colorantes, medicamentos, a grado tal que se tornaron parte imprescindible de la vida humana. Las plantas como seres vivos son susceptibles de enfermar y nos han preocupado desde siempre por ser fuente primaria de alimento del hombre primitivo, el que se vio obligado a saber conservarlas, cultivarlas, ubicarlas en su dependencia al clima, estación del año, altura sobre el nivel del mar, lluvia, viento, sol, todos necesarios elementos para las diferentes especies, a la par de reconocer que agentes infecciosos como priones, virus, bacterias, parásitos y artrópodos, pueden afectarlas con enfermedades endémicas y epidémicas, y que gracias a que sus componentes fermentan o entran en actividad química, liberan compuestos varios, como anhídrido carbónico, alcoholes, colorantes, que el humano usó sin conocer su origen hasta el siglo XVIII, cuando se aplicaron juegos de lentes para percibir que por abajo de nuestra capacidad visual, hay un mundo pequeño de seres asombroso, primero por curiosidad, tanta que para verlos enfilaban personajes a Delft, Holanda, a corroborar el maravilloso mundo microscópico que Anton van Leewenhoeck mostraba con sus lentes, viendo seres minúsculos en agua, sangre, saliva, piel, pelo, esperma; un mundo pequeño moviéndose activamente. A pesar de ello pasaron más de 100 años para que la ciencia aplicara esas observaciones, hasta que Robert Hooke, Schleiden y Schwann rescataron el concepto para fincar las bases de la teoría celular, advirtiendo que en todos los seres vivos el cuerpo se construye con unidades de estrato físico celular, que después los microscopios electrónico y atómico dividieron en moléculas, átomos y partículas subatómicas, como los verdaderos componentes del estrato orgánico que funciona gracias a energía.

Cuando un ser vivo enferma preocupa saber ¿qué hacer?; las plantas las hemos amontonado en cultivos que enferman por acumular organismos iguales en un mismo espacio, las hicimos perder dispersión natural, las convertimos en promiscuas, enferman por proximidad con seres de su misma especie, comparten patógenos, ocurren plagas con facilidad, más que cuando viven aisladas. Esta premisa es igual en humanos que nos amontonamos en ciudades de manera insana. Un evidente error de asesoría de salud de los contadores secretarios a gobernadores y presidente, es pretender hacer ciudades rurales, cultivos de humanos. Cuando se siembran vegetales para evitar enfermedades se usan insecticidas, fertilizantes, se modifican genes, la papa y la vid han sido ejemplos históricos de contaminación, la papa es originaria de los Andes región de Sudamérica (Perú, Bolivia, Chile), fue llevada por conquistadores a Europa donde se cultivó hasta convertirse en alimento indispensable, los cultivos enfermó con hongos, virus y bacterias, Nosema bombycis, Alternaria solani, Bacterium salanaceum entre otros, causaron “roña de papa”, se afectó su producción severamente, los irlandeses migraron a norteamérica desplazando a los nativos para formar Estados Unidos de Norteamérica, no de América como ellos dicen y nuestro México aún sufre las condiciones que impone la política de gringos dominantes del mundo, que favorecen narcotráfico con drogas que consume su pueblo idiotizado, producen armas que venden a ambos, todo solapado por los políticos pripánicos que los dirigen; por ello sería prudente encontrar una plaga que extermine políticos, para que la vida en el mundo y en México se torne tranquila. 

 

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.