Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Salud

El ejemplo de Gordillo

Por: Antonio Cruz López

2013-03-07 04:00:00

 

Elba Esther Gordillo es ejemplo del comportamiento político que en México todos los funcionarios de los estratos de gobierno representativo de cualquier nivel envidian y tienden a practicar sin distinción; todos sin excepción, en mayor o menor grado, llevan ese comportamiento que prolifera en su ambiente; los abusos de la “maestra” Gordillo son apenas el ejemplo del sueño dorado de todo político en este país, donde no ser corrupto es la excepción que confirma la regla, confirmando lo dijo Andrés Manuel López Obrador en Cananea cuando repitió el viejo dicho, “si no se reparte bien el botín, hay motín”, acaso podemos creerles a los priistas el que nadie se había nadie enterado que la señora de apellido gordo, con sueldo de profesora y como ella dijo en sus tiempos libres trabajando de mesera, logró obtener que sus hijas y yernos gozaran de puestos de subsecretarios, senadores, diputados, tener múltiples mansiones en México, América del Sur, Estados Unidos, desviando y triangulando a placer miles de millones de pesos, qué digo pesos, de dólares, haciendo compras a tontas y locas en tiendas carísimas, igual que quien la castiga. Aquí lo que hay que dilucidar es cuál es el objetivo de la tal detención: 1. Distraer la atención para que coexista un abuso. 2. Que los habitantes de México creamos que han llegado al gobierno aquellos que van a limpiar los actos políticos. 3. Que acabarán con todos los sindicatos charros y sucios como los de la Universidad Autónoma de Puebla. 4. Que se acabarán los gastos supérfluos de construcciones banales, sin combatir las causas de la pobreza. 5. Que desaparecerán los “candidatos únicos” por los que se debe votar a fuerza. 6. Que no habrá más imposiciones de políticos de deben ganar porque así lo quiere quien dirige una dependencia central. 7. Que la familia de la señora Gordillo dejará de usufructuar puestos, para que sea ejemplo a seguir, por decir algo, lo que pasó en la Facultad de Medicina de la UAP, donde se reparten a discreción puestos entre la familia del “mejor director” que hemos tenido y de sus allegados, donde ya somos la familia Briones. 8. Que ya no habrá puestos políticos para quien no los merezca como premio por aceptar y callar, como el que se dice darán al “candidato libre” que la masa de profesores y estudiantes de Medicina apoyó, que afirma lo retuvieron en la rectoría amenazado con pistola en mano (¡ojo, señor rector!) para que traicionara a sus postulantes. 9. Que desaparecerán los apellidos extranjerizantes de los escalones políticos para personas que nada tienen que ver con la solución de las necesidades del pueblo. 10. Que la gente del pueblo debe comer pavimento, ladrillos o piedras con cemento de edificios y caminos innecesarios que se construyen. Que debemos considerar que los políticos y sus familiares tienen derecho a ocupar puestos políticos y ganar bien sin hacer nada, disfrutar mejor de la vida, que los que tienen rama aborigen en sus nombres y son prietos de piel. Y si no lo creen o dudan volteen a mirar quienes son los candidatos para todo, quienes dueños de las bancadas de PRI, PAN, PRD, que fueron los primeros abrazar a Mónica Arreola Gordillo en el senado, darle el apoyo solidario por el hipotético encarcelamiento de su señora madre y que la senadora aceptó sonriente como si la felicitarán por el día de su santo o su cumpleaños, así, Emilio Gamboa Patrón, del PRI; Miguel Barbosa Huerta, del PRD; y Ernesto Cordero, entre muchos, le ofrecieron a la senadora del Panal su apoyo “incondicional”, una mujer que no estaba triste por el encarcelamiento de su madre, estaba sonriente, contenta, por el contrario dijo que “ella entiende los cargos” hechos a su progenitora; Ernesto Cordero del PAN le pidió platicar después en su oficina; serán chismes o su valor lo hará enfrentarse al presidente limpio e impoluto. A María San Juana (así se llama) Cerda Franco ex tesorera del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, se le preguntó si le sorprendió la aprehensión de Gordillo, contestó “No. ¿A ustedes?”. Cuando murió Zoila Estela Morales, la madre de Elba Esther Gordillo en el Hospital ABC de la ciudad de México (no en el ISSSTE), en 2009 18 gobernadores extendieron su pésame por escrito; por eso y más la profesora Gordillo es un ejemplo a seguir por políticos del poder, que parece Enrique Peña Nieto los ha hecho tropezar con sus principios. 

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.