Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Salud

Chiquiliches

Por: Antonio Cruz López

2013-04-23 04:00:00

La sorpresa que enfrentamos los urbanos que nos gusta viajar al campo es comprobar que casualmente se come una gran cantidad de vegetales y animales poco comunes que han estado ahí desde siempre, que quizá por su apariencia es costumbre comerlos accidentalmente, prefiriendo los alimentos tradicionales ya conocidos; no se ve en ellos la posibilidad de ingesta diaria o común; simplemente son elementos extraños que se comen con rareza; así, vemos que se comen ratas, cuyos, ardillas, armadillos, tlacuaches, víboras, gusanos de maguey, una infinidad de ellos, que se ingieren también como alimento no pocas veces accidental o ceremonial, pero que el hacerlo nos lleva a considerar que finalmente son proteínas, grasas, hidratos de carbono, la misma necesidad biológica de ingesta del humano que se obtiene con cerdos, chivos, borregos, bovinos, necesarios propulsores del metabolismo humano.

Mi padre es originario San Jerónimo Xayacatlán de la Mixteca poblana y mi madre de Altzayanca, al noreste de Tlaxcala; de ella aprendía la ingesta de gusanos de maguey; en la tierra de mi padre, durante las primeras y escasas lluvias de mayo, se comen “chiquiliches”, que son insectos dípteros alados que se comen en sus fases larvales; los adultos los conocemos como cigarras, que biológicamente son animalitos que en sus modificaciones de metamorfismo que se inicia con huecos en raíces  de los árboles que con las primeras humedades de mayo evolucionan a tres estadios larvales en los tallos de árboles antes de llegar a adultos, apenas en las 12 horas nocturnas; así, al caer las escasas lluvias de mayo la gente se va al monte, prende fogatas para hervir agua en los cerros, ahí van capturando las larvas de cigarra que van vertiendo en el agua que hierve interrumpiendo su desarrollo, a estas fases larvales son a las que dan el nombre de chiquiliches que comen al día siguiente ya hervidos, solos, fritos, aderezados con chile y en tortilla sureña, lo que finalmente es una delicia, que yo comí previo coscorrón porque su aspecto me asqueó, pero considerado finalmente sabroso a pesar de mi rechazo inicial.

La cigarra, chicharra o chiquiliche en su estado larval es un animal artrópodo, un insecto del orden homoptera y hamilia cicadidae; fue clasificado taxonómicamente por Westwood desde 1840; sus adultos miden de 15 a 65 milímetros de largo, teniendo un aparato bucal apropiado para succionar savia de árboles y plantas; tienen tres pares de patas, dos de alas, siendo notorio su entonado canto que ejecutan los machos para atraer a las hembras, producido por un aparato estridulatorio que llevan en los costados del primer segmento abdominal, formado por dos membranas quitinosas que llamados timbales, unos sacos de aire a manera de cajas de resonancia que le da ese canto característico de especie, sonido que emite a cualquier hora del día pero que se intensifica en el anochecer y amanecer. Se les encuentra en todos los lugares excepto el círculo polar antártico, en el suelo se depositan los huevos que permanecen viables bajo la tierra; las hembras después de oviponer mueren; en total viven de cuatro a 17 años, y con las primeras lluvias de mayo desarrollan larvas y ninfas, que son los chiquiliches que se comen.

Las condiciones de hambruna en que viven los indígenas del país son cada día más extremos; evidentemente Peña Nieto y su jefa de eSedesol no podrán enfrentarlas, porque precisamente sus patrocinadores, que producen refrescos embotellados o panecillos predominantemente con hidratos de carbono con los que no se combate la carencia de alimentos y se produce obesidad; ahora presumirán que nuestros niños pobres aparentarán sobrealimentación: se verán gordos; ¿por qué no alimentarlos con chiquiliches?

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.