Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Salud

Año nuevo. Infecciones nuevas

Por: Antonio Cruz López

2013-01-08 04:00:00

 

Hay enfermedades infecciosas en un grupo de diagnostico difícil, un reto al médico, porque sus expresiones clínicas son vagas, dominadas únicamente por el síntoma fiebre y agrupadas como “enfermedades febriles de origen a determinar”; cuesta trabajo reconocer quién las causa, por lo que se sufre pasando largo tiempo sin reconocer la causa, en esta ruta hay dos parasitosis que el lector aprenderá cómo evitarlas y el médico las tendrá en el pensamiento deductivo, porque poco se piensa en ellas; de inicio, tener presente sin olvidar que los parásitos promotores de fiebre están colocados dentro en los tejidos del organismo. Los parásitos en cuestión son transmitidos por garrapatas chupadoras de sangre, producen piroplasmosis en animales, se conocen dos géneros de la clase Apicomplexa, patógenos que hacen ciclo de vida complejo: asexual, sexual, hemático, tisular, en hospederos definitivos vertebrados y en hospederos intermediaros artrópodos, son Babesia y Theleria.

El género Babesia fue descrito por Víctor Babes (1854–1926), médico–biólogo rumano que vivió la época del nacimiento de la bacteriología, formó parte del grupo de pioneros descubridores de bacterias y vacunas, en la rabia detectó inclusiones en el citoplasma de células nerviosas que se llamaron cuerpos de Babes–Negri; hasta hoy son diagnóstico útil de rabia. Vio también inclusiones metacromáticas en citoplasma de células infectadas con difteria. Estudió lepra y tuberculosis. En el lapso 1885–1888 aisló de la garrapata Ixodes scapularis un protozoo al que llamó Nuttalliua, nombre cambiado después por Babesia en su honor; es un parásito de los glóbulos rojos de sangre de bovinos, que en 1888 en EU reportó causando la “fiebre de Texas”. En 1957 se reportó el primer caso humano debabesiosis en la antigua Yugoslavia; entre 1982–2001 en EU se reportaron 200 casos humanos más, aislando Baberia microti, del género Babesia se han descrito ya más de 100 especies en múltiples animales vertebrados, en especial bovinos, cánidos, félidos, por mencionar los cercanos al hombre.  

El otro género esTheleria considerado originalmente dentro deBabesia por su gran semejanza, pero se independizó por sus diferente hábitat, pues Babesia se multiplica en glóbulos rojos circulantes y Theileria en linfocitos de ganglios, hígado y bazo, ambos con respuesta diferente a fármacos.

El ciclo biológico de estos parásitos se hace en dos hospederos, el primero un animal vertebrado o humano, el segundo es un Artrophoda, Arachnida, Acarina, invertebrado que llamamos garrapatas. La infección se inicia con esporozoitos inoculados por picadura de garrapata infectada depositados en sangre, los Babesia penetran a eritrocitos, losTheileria a linfocitos de ganglios, hígado o bazo, ya dentro se redondean formando merozoitos que son parásitos activos o trofozoitos, se multiplican asexualmente gemando, forman esporozoitos múltiples, que rompen las células parasitadas y liberan merozoitos que buscan nueva célula para reiniciar la multiplicación. Después se transforman en gametocitos o precélulas macho y hembra. Cuando la garrapata chupa sangre los gametocitos maduran a gametos, copulan, su singamia forma el zigoto o huevo que cruza los tejidos de la garrapata para llegar a glándulas salivales, forma esporozoitos infectantes que deposita en la sangre del vertebrado que pica, ya en sangre efectúan un proceso linfo–proliferativo primero, después linfo–destructivo. Los enfermos sufren fiebre, hipertrofia ganglionar, anemia, daño pulmonar, cardíaco, hepático, renal y de bazo. El géneroBabesia con más de 100 especies, el Theileria con parva, annulata, ovis,hirci, afectan rumiantes, caballos, perros. Los dos géneros inducen baja productividad del ganado, merma veterinaria y mortalidad. Campesinos, rancheros, veterinarios, caminantes de pastizales, sujetos de riesgo para infectarse, dato a considerar al elaborar la historia de pacientes de enfermedades infecciosas de difícil diagnóstico. El parásito se controla tratando de abatir las garrapatas de pastizales con insecticidas, pero éstas han desarrollado resistencia. Los os antiparasitarios son de difícil acción porque deben actuar dentro de células; si lograran entrar causarían daño celular severo; la actividad de fármacos se logra dándolos a largo tiempo. Este relato es un reto, estimado lector, algo así como pretender terminar a priistas o panistas con insecticidas porque juren que como artrópodos se volverán resistentes a los insecticidas.   

 

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.