Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Salud

Alacranes

Por: Antonio Cruz López

2013-03-19 04:00:00

 

Los alacranes aunque usted lo ponga en duda, no identifican políticos del PRI, PAN, PRD, o directivos de la UAP, a pesar de que por su significativa conducta sea aplicable a la mayoría, debido a que se comportan esgrimiendo veneno para comer como esos artrópodos. Los alacranes verdaderos son animales de patas articuladas (artrópodos) grandes, la taxonomía biológica los ubica en la clase Aracnida, del orden Scorpionida,la familia Buthidae, y se les reconoce estar ampliamente difundidos en la naturaleza, unas mil especies se han identificado desde el nivel del mar hasta poco más de 2000 metros de altura, ubicados en del Subphyllum Chelicerata donde están los artrópodos con prolongaciones anteriores en orificio oral llamados quelíceros y tenazas para prensar, con lo que fija, corta y triturar a sus alimentos, quelíceros articulados que también portan arañas, garrapatas y ácaros. En Puebla, amén de los alacranes políticos, existen muchas especies de verdaderos alacranes prevaleciendo en todos sus climas, aunque no todos son venenosos, de los que sí lo son importan los del género Centruroides, de los que en México se han localizado 28 especies, estudiadas desde 1932 por Hoffman, quien señaló seis especies de este género importantes por su picadura y daño clínico consecuente, que en orden de importancia son: 1. Alacrán de Nayarit o Centruroides noxius de cinco a seis centímetros y color obscuro rojizo, el más venenoso, ubicado también en Sinaloa. 2. Alacrán de Durango, de 7.5 centímetros, cuya hembra tiene peines en un orificio central del cuerpo, clasificado como Centruroides suffusus suffusus, difundido en los estados de Durango y Zacatecas. 3. La especie se localiza en el sur de Puebla, tiene de cinco a 5.5 cm y su color amarillo–verdoso se distribuye también en los colindantes estados de Guerrero, Morelos y México, su nombre taxonómico es Centruroides limpidus limpidus. 4. Centruroides limpidus tecumanus o alacrán de Colima, de 6.5 cm de color amarillo–ocre, localizado en Tecomán y Manzanillo. 5. Alacrán de Guerrero o Centruroides elegans elegans, de ocho centímetros con bandas oscuras en el dorso del mesosoma, localizados en Guerrero, Michoacán, Nayarit y Jalisco. 6. La última especie venenosa es Centruroides infamatus infamatus o alacrán de Michoacán, también reconocido por sus peines ventrales.

Los alacranes tienen el cuerpo dividido en tres porciones llamadas prosoma, mesosoma y metasoma, algo así como cabeza tórax y abdomen. 1. El prosoma es un céfalo–tórax, en la parte anterior se localizan ojos, quelíceros (pinzas bucales), pedipalpos a manera de manos o tenazas, se ensancha en la porción torácica en cuatro hipotéticos segmentos, cada uno con un par de patas. 2. El mesosoma es un pre–abdomen ancho con siete segmentos. 3. El metasoma es un post–abdomen largo que se estrecha, lo forman de cinco segmentos que terminan ensanchando la parte distal en un bulbo llamado télson, portador de glándulas venenosas que desembocan en un afilado aguijón o aceulus. Los alacranes viven de 3 a 5 años, hay machos y hembras. Su reproducción es una “danza nupcial” en la que tomados de los pedipalpos se jalan en una superficie lisa, la hembra con sus patas delanteras estimula sus peines, el macho eyacula en el suelo los espermatozoides y jala a la hembra para que los tome con su opérculo genital, así se da el apareamiento, se sueltan y el macho se aleja rápidamente porque de otra manera la hembra se lo come, una vez fertilizada pare de seis a 90 alacrancitos que deposita en su dorso, ahí los nutre, permaneciendo en ese sitio hasta su primera muda, después deben huir rápidamente para que la madre no los coma, para alcanzar su estado adulto. En el aguijón las glándulas producen una toxo–albúmina neurotóxica que usan para matar a los animales de los que se alimenta, que al picar humanos inducen daño neuro–sensitivo expresado como dolor, hormigueo, sensación de engrosamiento bucal que es el cuadro I o leve; si ocurren sensación faríngeo–laríngea de espasmo, los lugareños dicen “se trabó” y se está sufriendo la intoxicación grado II; si ocurren calambres abdominales, convulsiones, incontinencia urinaria y fecal, fibrilación cardíaca, hipotensión e hipertensión cardíacas, retención urinaria, edema pulmonar, insuficiencia respiratoria y muerte en 24 a 48 horas se sufrió la intoxicación III grave. Los cuadros ocurren la mayor parte de veces en grado I, únicamente menores de cinco años y ancianos padecen los grados II y III, pero a todos nos puede ocurrir el accidente de picadura caminando de noche o durmiendo en zonas endémicas. Se combate con antisuero específico “Alacramyn” en uno, dos o tres frascos, según el grado intoxicación, En el país se reportan en las zonas endémicas reportan 200 mil picaduras cada año y varias veces Xayacatlán de Bravo como el municipio que lo reporta con cuadros más graves. No hay mejor razón para que el vulgo señale a los políticos como los alacranes sociales, por supuesto, sin dejar de considerar que existen honrosas excepciones. 

 

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.