Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Salud

Adiós

Por: Antonio Cruz López

2013-03-26 04:00:00

 

En la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Puebla ciertamente es de admirar que se modificó su estructura física de manera notoria; tiene jardines y techo para cubrir los pasillos cuando llueve, se conformó una distribución de la oferta de licenciaturas más amplia, lo que siempre es deseable; posee enseñanza de postgrado, lo que también le da significancia académica; por tanto, hay datos que muestran un avance en el proceso de oferta de enseñanza a la comunidad que es indicadora de un avance notorio que se visualiza en toda la institución universitaria, que además lo anuncia con bombos y platillos por todos los medios, sin importar el costo que esto conlleva en estaciones de radio, en televisoras de difusión local, nacional o internacional, para enarbolar la institución y su esquema directivo general correspondiente con sus unidades académicas, mostrando a la comunidad que la institución es lo máximo, que está empoderada en el poder social más que en el educativo, y que lo de menos es dilucidar el cómo y el qué se enseña, que finalmente a las autoridades es lo que menos les interesa, el ejemplo más claro es la reducción de los tiempos docentes que para medicina son un insulto a la necesidad de enseñar y aprender. El director de la Facultad de Medicina pregona de viva voz ser el mejor directivo que ha tenido nuestra institución en muchos años, que el tiempo de su ejercicio directivo ha mostrado que es “acorde a los avances institucionales”, por tal motivo y con esa mira modificó los jardines, amplió el número de aulas, colocó cañones para proyección temática docente, su familia directa y política está ubicada a discreción en la estructura docente, administrativa y de servicio o suministrando implementos físicos de estructura, en fin, todo es un amarre para proyectar una nueva institución, pero, como siempre el pero que los indignados argumentamos, es que proliferan factores indicativos deficientes en la docencia, sea un ejemplo el Departamento de Cirugía que protesta porque un advenedizo y mal docente, sin capacidad quirúrgica, que sin mérito alguno goza de tiempo completo C, quiere autonombrarse jefe de esa academia, a pesar de que poca o escasa particularidad de enseñanza quirúrgica tiene, desarrolla mal su tiempo docente, engaña con trabajos de investigación para engrosar su currículum, siempre está en los pasillos promoviendo peculiaridades y necesidades de la dirección, es miembro constante de los “consejos de gobierno” que sabemos todos, nada aconsejan y menos gobiernan, que la autoridad los usan cínicamente para aprobar consensos previamente ventilados, que consejeros aceptan sin ninguna discusión, todo en reuniones extraordinarias ya que las reuniones ordinarias están abolidas, todo previamente configurado y aprobado por un conjunto de “comisiones” a modo, que obedecen las decisiones que se toman desde la cúpula. Hay por cada “semestre” educativo apenas 11 semanas para desarrollar los programas, con tal síntesis y brevedad que son insultantes; programados inicialmente para anualidad con los mismos temas se tornaron semestrales y ahora son bimensuales, por lo que cabe preguntar: ¿quien sufrirá las consecuencias?, para que todos se enteren las sufrirán los pacientes que se atiendan, las instituciones médicas que se ven obligadas a enseñar lo que en las escuelas de medicina no se enseña. Ese es el adiós que hoy damos al director, que se va con la sensación de que es “el mejor director que ha tenido la Facultad de Medicina”, el que afirma que las autoridades centrales le darán otro hueso más para roer. 

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.